El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas. Este tipo de violencia es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo.

La ONU ha elaborado una serie de objetivos para el desarrollo sostenible, entre ellos se encuentra el de lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas. El 19% de las mujeres de entre 15 y 49 años de edad dijeron que habían experimentado violencia física o sexual, o ambas, a manos de su pareja, en los 12 meses anteriores a ser preguntadas sobre este asunto. En 2012, casi la mitad de las mujeres víctimas de un homicidio intencional en todo el mundo fueron asesinadas por su pareja o un familiar, en comparación con el 6% de los varones.

Otro caso extremo de violencia es la ablación. Desde el año 2000, la práctica tradicional nociva de la mutilación femenina ha disminuido en un 24%. No obstante, la prevalencia sigue siendo elevada en algunos de los 30 países que disponen de datos representativos, y en los que, según datos de encuestas realizadas alrededor de 2015, más de 1 de cada 3 niñas de edades comprendidas entre los 15 y los 19 años habían sufrido esa práctica, en comparación con casi 1 de cada 2 niñas alrededor de 2000.

Apenas la mitad de las mujeres de entre 15 y 49 años (un 52%) que están casadas o viven en pareja toman sus propias decisiones en materia de relaciones sexuales consentidas, usan anticonceptivos y acuden a los servicios de salud. Esa estadística se basa en datos disponibles en torno a 2012 sobre 45 países, 43 de ellos de regiones en desarrollo.

Pedimos al Gobierno un la inserción laboral de mujeres víctimas de violencia de género, ya que el actual no está funcionado adecuadamente. En 2016 sólo se realizaron 707 contratos bonificados a mujeres víctimas de violencia de género y, únicamente, 173 de ellos fueron indefinidos. También es necesaria una norma internacional para erradicar la violencia de género en el ámbito laboral. El Gobierno español debe apoyar la adopción de un Convenio de la Organización Internacional del Trabajo, en este sentido.

Desde Contrainformación hacemos un llamamiento a la participación en las distintas movilizaciones convocadas en toda España, el 25 de noviembre, para reflejar el compromiso social para erradicar la violencia contra las mujeres.

Deja un comentario