Las políticas del Gobierno en torno a la educación, entre otros sectores, están teniendo un claro sesgo privatizador. Ha habido una apuesta clara por favorecer la privatización de la enseñanza por parte de la mayoría de las administraciones educativas del Partido Popular, hecho que se puede constatar el las cifras que arrojan los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La aportación pública en los centros concertados no universitarios fue del 69,2 % en el curso 2014-15 y el número de alumnos para este tipo de educación aumentó un 9,4 % en el mismo periodo, según los datos del INE.

En el curso 2014-15 el número total de alumnos no universitarios en centros concertados ascendió a 2,16 millones frente a los 1,97 millones del curso 2009-10. La Administración aportó en total a la educación privada no universitaria el 54,2 % de los ingresos corrientes en el curso 2014-15.

Las comunidades autónomas que más dinero aportan por alumno de un centro concertado son País Vasco, Navarra y Cantabria mientras que las que menos son Canarias, Melilla y Extremadura.

Los mayores porcentajes de aportación pública respecto al total de ingresos corrientes se registraron en las ciudades autónomas de Ceuta (un 93,6 %) y Melilla (un 80,1 %). Por el contrario, los niveles más bajos se dieron en la Comunidad de Madrid (38,1 %) y en Canarias (39,1 %)

Las comunidades con mayores porcentajes de cuotas de alumnos respecto al total de ingresos corrientes fueron Madrid (el 58,6 % de los ingresos corrientes, 2.715 euros por alumno), Canarias (el 56,8 %, 2.122 euros) y Cataluña (el 48,6 %, 2.475 euros).

Presentaron menores proporciones de cuotas abonadas por los hogares Extremadura (el 17,3 % de los ingresos, 490 euros por alumno) y las ciudades autónomas de Melilla (el 13,7 %, 380 euros) y Ceuta (el 6,1 %, 172 euros).

 

Deja un comentario