Ministros de 11 países europeos, incluida España, firmaron la Declaración de Madrid. Se trata de un documento que pretende lanzar una “economía europea de la Economía Social” y situar al sector de la economía social en el centro de las políticas económicas europeas. Se pide a Europa, en definitiva, que pase de las palabras a los hechos.

La Declaración reivindica incluir y apoyar a las empresas de la Economía Social, a través de programas, proyectos y fondos, y en el desarrollo innovador y sostenible de un ecosistema financiero adecuado. Se pide también fomentar la Economía Social desde las escuelas, crear mecanismos comunes de coordinación al más alto nivel y la inclusión de la Economía Social en el plan de trabajo para 2018.

La economía social aglutina en Europa a 2 millones de empresas, dando empleo a 14,5 millones de personas y generando el 8% del PIB europeo, por lo que es una parte muy importante dentro del entramado económico de la Unión. Las cooperativas de trabajo dentro de este sector económico representan la más numerosa de las empresas de la economía social.

Deja un comentario