Por Xan Pereira Castro

El Banco Pastor, recientemente adquirido por el Banco Santander por la simbólica cifra de 1 euro, está en el punto de mira de la Justicia por su presunta vinculación con el Caso Gürtel a través de un entramado de sociedades con el que habría colaborado para blanquear capitales, según informa hoy El Independiente.

La Udef (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal), junto con la Audiencia Nacional y la ONIF (Unidad Antifraude de la Agencia Tributaria), investigan si el banco gallego incurrió en este delito antes o después de ser comprado por Popular en 2011.

Las prácticas de Pastor están siendo investigadas por la Audiencia, la UDEF y la Agencia Tributaria

La sociedad uruguaya Belfast Link y la argentina Eves, controladas por el español Manuel Roel y el argentino Walter Manuel Hernández, realizaron movimientos por más de 1.200 millones de euros entre 2006 y 2010, a través de cuentas sospechosas constituidas en la oficina de Pastor de la calle Cantón Pequeño en La Coruña.

La cúpula de Popular decidió impulsar una investigación interna el año pasado para prepararse ante posibles responsabilidades penales que pudiesen corresponderle. Ahora, Santander, como propietario del grupo, podría verse afectado por la ‘responsabilidad sucesiva’ que adquiere una entidad cuando absorbe otra por los delitos que pudiese haber cometido, según regula el Código Penal de 2010.

El banco gallego instaló en la oficina de Buenos Aires una aplicación que permitía transferencias opacas

El documento resultado de la investigación, que fue elaborado con la participación de las áreas de Cumplimiento Normativo, Auditoría y Servicios Jurídicos de Popular, asegura que hay indicios suficientes para concluir que Pastor articuló un sistema en sus oficinas de representación para realizar transferencias opacas a medio centenar de países, entre los que destacan Suiza, EEUU, Uruguay, Bahamas, Liechtenstein y las Antillas Holandesas.

El documento indica que las relaciones con los fondos opacos dieron comienzo en 2003 y que incluso se llegó a crear una aplicación informática para facilitar el proceso de blanqueo.

Santander, como nuevo dueño de Popular, podría hacer frente a responsabilidades penales por estos delitos

El informe considera que estas sociedades podían estar controladas por los mismos socios o testaferros que Eve y Belfast Link, es decir, Manuel Roel y Walter Manuel Hernández y concluye que si la Audiencia Nacional citara a declarar a los directivos de Pastor responsables de las oficinas que pudiesen estar relacionadas con la hipotética trama de blanqueo, estos derivarían la responsabilidad a la Presidencia y a los miembros de la alta dirección.

Deja un comentario