Por Alexis J. García

La compañía aérea ha sido multada por la Consellería de Trabajo de Balears por lo calificaron como una infracción muy grave de discriminación por motivos de sexo.

Imagen del portal de empleo de Iberia

Iberia utiliza una empresa de trabajo temporal para el proceso de selección de personal. Hace alrededor de un año, en una campaña de vigilancia ordinaria realizada por la Inspección de Trabajo, percibieron que entre las pruebas que la compañía aérea exigía a la ETT se encontraba la superación de pruebas médicas para determinar si las aspirantes se encontraban embarazadas.

A la hora de ser requerida por la Inspección de Trabajo, alegaron que el test de embarazo como prueba en el transcurso de su proceso de selección no solo se exigía en las Islas Baleares, sino que era una prueba que venían realizando a nivel nacional a todas las mujeres aspirantes al puesto auxiliar de vuelo.

La compañía alegó que el fin de dicha prueba no era otro que el de poder someter a las empleadas embarazadas a un protocolo de salud más idóneo en relación con su estado, para poder evitar todo tipos de riesgos. Sin embargo, dicha justificación no fue suficiente a ojos de la Inspección de Trabajo, que la consideran una discriminación flagrante por motivos de sexo y una vulneración del derecho a la igualdad, al observar que el único fin de la misma es la de poner trabas al acceso al puesto de las mujeres embarazadas.

La prueba médica para conocer el posible embarazo en el que se pueda encontrar la aspirante a futura empleada de la compañía infringe un requisito existente, tal y como expusieron Inspección y la Conselleria, que consiste en que las trabajadoras deben de comunicar su embarazo únicamente cuando ya se encuentren contratadas, no antes.

Deja un comentario