El juez de instrucción número 3 de Teruel ha dictado este viernes una orden de alejamiento contra un hombre de 86 años después de que su propia mujer, de 82 años, le denunciase por intentar forzarla a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad. No podrá acercarse a ella mientras se investiga un delito de violencia contra la mujer en la modalidad de agresión sexual.

Los hechos ocurrieron el 11 de julio. El juez entiende que el comportamiento del investigado “excede de ser una relación sexual consentida en el marco de una relación matrimonial”. El hombre empleó violencia física y psíquica que colocaron a su esposa “en una situación de desamparo”.

Las denuncias por violencia de género suben un 20% en el primer trimestre del año

El auto apunta que la mujer ya había advertido, sin que se le hiciese el menor caso, que su marido la maltrataba psicológicamente y que insistía en mantener relaciones sexuales, algo que ella no quería y que le provocaba malestar.

Para tomar esta decisión, el juez ha tenido en cuenta la “potencialidad agresiva del acusado” considera que existe una alta probabilidad de que se vuelvan a producir enfrentamientos en la pareja.

 

Deja un comentario