A pesar de los votos contrarios de PP y Ciudadanos, la proposición de ley presentada por PSOE, Més per Mallorca y Podemos que regula las corridas de toros en Baleares y que prohibirá la muerte del animal en la plaza, así como la entrada de menores de 18 años en los festejos taurinos, va a ser aprobada.

Esta proposición indica que será sancionable la muerte del animal en la plaza o el daño físico y psíquico. El capote y la muleta como únicos utensilios a utilizar por los profesionales taurinos, prohibiéndose sin excepciones el uso de “banderillas, rejones, puyas, estoques o espadas”. En cada corrida podrán participar un máximo de tres astados y su intervención será de un máximo de diez minutos. Las corridas sólo se podrán celebrar en las plazas de toros permanentes y con ganado que cuente con un mínimo de cuatro años. Tanto los animales como los toreros serán sometidos a controles antidopaje antes de participar en la corrida, mientras que los toros serán sometidos a un nuevo examen al finalizar la corrida para comprobar su estado, regulando, además, las condiciones que tendrán que cumplir las ganaderías durante el transporte de los animales.

La normativa es también estricta con la asistencia de niños y niñas a este tipo de espectaculo con animales, prohibiendo la entrada de menores de 18 años. Se prohibe, además,  la venta y el consumo de alcohol en el recinto. Tampoco se podrá torear con caballos, que quedan excluidos de este tipo de espectáculos taurinos.

Deja un comentario