Mariano Rajoy no se ha salido del guión que el PP escribió cuando el “caso Gürtel” tomo una forma preocupante para el partido tras la publicación de los “papeles de Bárcenas”. La estrategia que ha utilizado Mariano Rajoy ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga la primera época de actividades de la trama Gürtel (1999-2005) ha sido negarlo todo: él no cobró sobresueldos ni tuvo constancia de que se destinara dinero opaco a financiar el partido. El presidente ha asegurado que la gestión económica del partido y de la caja B, de la que indica que desconocía su existencia, era responsabilidad exclusiva del tesorero, actualmente con 89 años y demencia senil, Álvaro Lapuerta.

Esperanza Aguirre también ha tenido un toque por parte de Rajoy. Indicó el presidente, que Lapuerta le trasladó, en presencia de la entonces ‘lideresa’, que había sospechas de irregularidades en las gestiones de los ayuntamientos de Arganda del Rey y Majadahonda. La reunión, ha dicho Rajoy, duró “cinco minutos”, y él se limitó a indicar a Aguirre que se preocupara del problema y lo solucionara. Los dos municipios resultaron a la postre, el núcleo desde donde crecío la trama Gürtel. Indicó también que no se preocupó más por saber qué ocurrió después de aquellas supuestas indicaciones a la presidenta del PP madrileño.

Rajoy se desvinculó una y otra vez de que sus funciones dentro del partido tuvieran algo que ver con la financiación de cualquier acto. “Hay una separación nítida y clara entre la parte política y la parte económica”.

Uno de los momentos cumbre del interrogatorio fue cuando el abogado del PSOE madrileño le ha preguntado por los SMS de apoyo al extesorero. “Hacemos lo que podemos”, indicaba en uno de esos mensajes, enviado en abril de 2013, cuando el descubrimiento de las cuentas en Suiza de Bárcenas complicaba su situación judicial. “¿Qué hacían?”, le ha preguntado el letrado. Rajoy ha contestado que  “no significaba nada”. Ha indicado también que el tesorero pidió que se le mantuviera chófer, coche y despacho. “Nos pareció razonable”, ha dicho Mariano Rajoy.

Deja un comentario