Dos tiendas de venta de animales han sido clausuradas por el Ayuntamiento de Barcelona en los distritos de Sarrià-Sant Gervasi y Sant Andreu tras encontrar infracciones muy graves en la ley de protección de los animales. Se han intervenido casi 90 cachorros de perro y gato sometidos a condiciones de bienestar pésimas, por lo que ha dado lugar a la orden de cese y precinto de los dos establecimiento.

El titular de la actividad de venta de animales en el distrito de Sant Andreu recibió inspecciones de los diferentes servicios municipales, que comprobaron la deficiencia y anomalías en las instalaciones y la gestión de la actividad que suponían un peligro para la salud de los animales a la venta.

Desde 2013, el Ayuntamiento de Barcelona ha clausurado seis establecimientos de venta de animales.

En el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, el Ayuntamiento ha emitido la orden de cese de la actividad y ha efectuado el precinto de la tienda por diversas infracciones detectadas que representaban un grave peligro para la vida de los animales.

Se trata de una actuación que han llevado a cabo técnicos del Departamento de Gestión y Protección de los Animales del Ayuntamiento, la Guardia Urbana de Barcelona y los distritos de San Andreu y Sarrià-Sant Gervasi.

Desde 2013, el Ayuntamiento de Barcelona ha clausurado seis establecimientos de venta de animales por no cumplir las condiciones de bienestar de los animales. Durante este periodo se han decomisado más de 400 cachorros de perros y gatos. Los animales que han sobrevivido han sido entregados en custodia especial a familias de acogida.

Deja un comentario