Alega al proyecto eólico Mouriños: Tú puedes salvar la Serra do Gontón

0
Serra do Gontón / Plataforma Salvemos Cabana

La Plataforma Salvemos Cabana presenta alegaciones al nuevo proyecto de Gas Natural Fenosa en la Costa da Morte y pone a disposición de todas aquellas personas interesadas un escrito simplificado de carácter general que puede descargarse de internet en ir.gl/alega y entregarse en cualquier registro oficial hasta el final de la fase de exposición pública el próximo viernes 17 de agosto.

Por otra parte, ante la aparente inacción de la Dirección Xeral de Saúde Pública, la entidad solicitará en septiembre que se inste a la Consellería de Sanidade a realizar un estudio independiente y detallado de afecciones de los parques eólicos gallegos sobre la salud de la población, dado el creciente número de estudios científicos internacionales no financiados por la industria que están alertando de efectos perniciosos en personas que viven demasiado cerca de los aerogeneradores de los proyectos eólicos.

INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS REALIZADAS EN LA ÚLTIMA DÉCADA ADVIERTEN DE LOS RIESGOS DE VIVIR CERCA DE UN PARQUE EÓLICO

De hecho, este punto es uno de los pilares fundamentales del escrito de alegaciones presentado por Salvemos Cabana, pues en los últimos años se ha confirmado que el ruído y las vibraciones procedentes de los aerogeneradores podría estar detrás de un aumento de los problemas de salud en zonas habitadas situadas en las inmediaciones de parques eólicos.

En este sentido, la Dra. Nina Piermont, miembro titular de la Sociedad Americana de Pediatría y reconocida investigadora en este ámbito, lleva estudiando desde hace más de una década la sintomatología de personas que viven cerca de parques eólicos en países como Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda, Italia y Canadá y ha terminado por describir una afección provocada por la interrupción o estimulación anormal del sistema vestibular del oído interno derivada de la exposición al ruído provocado por las turbinas eólicas que ha denominado “Síndrome del aerogenerador“, que puede provocar alteraciones en los ciclos de sueño de niños y adultos, pero también originar otro tipo de síntomas como pulsación interna, taquicardias o estados de nerviosismo que terminan por afectar seriamente a la calidad de vida de las personas sensibles a este efecto.

En la misma línea, Nissembaum et Al. (2011), han confirmado en un estudio científico hecho en condiciones controladas sobre los efectos de los aerogeneradores en el sueño y la salud, que aquellas personas que viven a menos de 1,4 km. de una turbina eólica puede sufrir alternaciones de sueño “lo suficientemente graves para que esto afecte a su vida cotidiana y salud mental”, lo que puede suponer un daño significativo a nivel personal y familiar.

Otros autores especializados como Krogh et Al. (2014), han certificado que “las turbinas eólicas industriales pueden dañar la salud humana si están situadas demasiado cerca de los residentes” y que muchos médicos de familia canadienses han constatado que “las personas que viven o trabajan en la proximidad a las turbinas eólicas industriales han experimentado síntomas que incluyen disminución de la calidad de vida, molestias, stress, transtornos de sueño, dolor de cabeza, ansiedad, depresión y disfunción cognitiva” debido a la interacción de varios factores derivados de la instalación de parques eólicos.

Ante esta situación, y teniendo en cuenta la planificación del proyecto eólico Mouriños, en el que la distancia lineal a las viviendas más próximas es escasamente de un kilómetro en algunos casos, esto por sí sólo debería ser motivo más que suficiente para no autorizar la instalación de los aerogeneradores teniendo en cuenta el Principio de Cautela o Precaución.

PAISAJE, BIODIVERSIDAD Y SOSTENIBILIDAD ECÓNÓMICA, TAMBIÉN EN RIESGO

Por otra parte, la Plataforma también incluye en sus alegaciones que, debido al emplazamiento donde pretende instalarse el proyecto eólico Mouriños, la instalación de aerogeneradores de grandes dimensiones (151 metros de altura máxima) en la Serra do Gontón, tendrá efectos negativos y perdurables no sólo para Cabana, sino para la propia imagen de la Comarca de Bergantiños y la Costa da Morte, dado que la incidencia visual del proyecto afecta de lleno al corazón del Estuario del Anllóns, perjudicando gravemente la actividad turística sostenible, que en los últimos años ha experimentado un notable desarrollo y está siendo una fuente de generación de empleo por la aparición de intraestructuras como casas de turismo rural, pequeños hoteles e incluso otro tipo de negocios relacionados con el sector servicios.

A nivel de biodiversidad, además, el proyecto afecta a hábitats de conservación prioritaria de la Unión Europea (asociaciones de Cirsio filipenduli-erricetum ciliaris, Erica ciliaris y Erica vagans) y también de interés comunitario (4030 Brezales secos europeos -directamente impactado por las instalaciones proyectadas- y 4020 Brezales húmedos atlánticos), sin haber sido valorado en ningún caso las afecciones del proyecto sobre las zonas previstas para la ampliación de la Red Natura 2000 en Galicia.

Como los propios informes de la UE confirman al respecto, es sabido que la instalación de aerogeneradores y sus infraestructuras asociadas afectan de manera significativa a las especies, en especial a aves y murciélagos, provocando elevados niveles de mortandad por el impacto con los aerogeneradores y también por los cambios inducidos en la presión atmosférica producidos por el giro de las aspas, técnicamente denominado “barotrauma”.

Por eso, pretender instalar un proyecto de estas características en una zona de corredor migratorio y en las inmediaciones de la ZEC-ZEPA Costa da Morte y al lado de una Important Bird Area (IBA) es un completo sinsentido, más cuando no se ha evaluado en profundidad ni los niveles de biodiversidad preexistentes ni las posibles consecuencias sobre hábitats y especies afectados.

ALEGACIONES A DISPOSICIÓN DEL PÚBLICO INTERESADO

Finalmente, y para que todas aquellas personas interesadas puedan mostrar su rechazo al proyecto, la Plataforma ha preparado, aparte de su propio escrito de objecciones a nivel más técnico, unas alegaciones genéricas que pueden descargarse en ir.gl/alega y entregarse en cualquier registro oficial hasta el proximo viernes 17 de agosto, fecha en que termina el período de información pública.

 

Deja un comentario