Por Arcópoli

Aunque hubo varias agresiones según los testigos, finalmente solo se interpuso una denuncia. F.J.D.Z y J.J.G.I. de 53 y 46 años de edad estaban en el Parque Breogán de Madrid el domingo 30 de julio de madrugada en una zona conocida por ser lugar de encuentro de hombres gais  (conocido como cruising) y de repente aparecieron un grupo de 14 hombres de entre 30 y 40 años que estaban por la zona. Dos de ellos se acercaron a J.J. y le preguntaron  “¿eres maricón?” y que éste lo negó por miedo. Ellos, no contentos con la respuesta le dijeron que si le volvían a ver por el parque, “te cortaremos el cuello”. Después F. J. vio como este grupo se adentró en el parque y empezó a insultar a todos los hombres que se encontraban allí y vio cómo varios  daban patadas y empujaron hasta en tres ocasiones a hombres que estaban allí. En una de las ocasiones uno de los agresores dio un puñetazo a uno de los hombres gais y lo tiró al suelo. Después de esa incursión se dirigieron a F. J. y le llamaron “maricón”, “enfermo”, “sidoso”,… por último, a base de empujones le sacaron del parque hasta la carretera contigua y ahí le dijeron: “hasta aquí maricón, a partir de aquí esto es zona cero. No queremos que entren maricones ni sidosos”.  En ese momento el chico llamó a la Policía Municipal y delante de la propia policía los agresores no dejaron de llamarle “maricón” y le hicieron fotos a la matrícula de su coche para después amenazarle con que le van a matar.

Las dos víctimas finalmente acudieron al Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia donde les acompañaron a denunciar a Policía Nacional. La denuncia ha sido remitida a la Fiscalía de Delitos de Odio, así como a la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal.

Las víctimas han querido destacar que en las zonas de ligue gay siguen ocurriendo agresiones y que generalmente nadie quiere denunciar. De hecho, en esta ocasión, el chico más perjudicado físicamente se negó a denunciar. Desde Arcópoli queremos insistir en que el “cruising” es una práctica que no es delito en España.

Desde el Observatorio Madrileño tenemos registradas a día de hoy 191 incidentes de odio o discriminatorios en la Comunidad de Madrid en lo que va de 2017. Este tipo de incidentes no muestra ningún indicio de que esté disminuyendo sino, como hemos visto estos días, con la proliferación de nuestra visibilidad, también se suman pintadas amenazadoras que constituyen un delito de discurso de odio y refuerza las acciones de los agresores.

Yago Blando, Coordinador del Observatorio ha declarado que:” la LGTBfobia no desciende, y cuanto más empezamos a dejar de ocultarnos, más  toman algunos la cotidianidad de nuestras vidas como una provocación y por ello nos agreden”. Rubén López, vocal de delitos de odio quiere recalcar que:”el cruising no es delito en España y no hay ninguna justificación a este tipo de agresiones o caza de personas por su orientación sexual como la ocurrida en la zona de cruising del parque de Ventas”.

Deja un comentario