¡Señor Rivera: No soy neopuritana, soy feminista!

1

 

En el congreso interno de febrero, Ciudadanos, aprobó un cambio en sus principios ideológicos, abandonando cualquier referencia a la socialdemocracia e introduciendo en su ideario el concepto de “liberalismo progresivo”.

Siguiendo esa nueva linea ideológica, el partido naranja se ha convertido en el impulsor de una propuesta para regular la gestación subrogada en España, al tiempo que muchos de sus representantes se han convertido en férreos defensores de la misma en casi todos los debates públicos que se han realizado hasta la fecha.

Recordemos que ciertas corrientes liberales entienden el cuerpo de las personas como un bien más, que puede ser susceptible de prestar servicios a terceros, tales como la gestación o que puede ser incluso objeto de venta en el caso de que se quiera comerciar con órganos.

En los últimos días escribe en un tweet el señor Albert Rivera que los que estamos en contra de la gestación subrogada somos unos “extremistas neopuritanos” que estamos en contra del progreso.

No tarda el señor Rivera en calificarnos como ignorantes y personas con muy mala fe.

Pues, aunque me cueste admitirlo, en algo de lo que comenta el neogurú del pensamiento naranja lleva toda la razón, “la ignorancia es muy atrevida”.

Entre el seis y el nueve de agosto de 1945, 225.000 seres humanos inocentes perdieron la vida en Hiroshima y Nagasaki porque la ciencia avanza que es una barbaridad y había conseguido desarrollar la bomba atómica. Así que, en aras de no limitar las posibilidades que nos da el progreso, unos señores con la humanidad de una caja de zapatos decidieron terminar con la II Guerra Mundial de golpe mediante una carnicería terrible. Hay quienes defienden que esa era la única salida. Yo desde luego, ¡no!

El progreso permite y permitirá hacer muchísimas cosas, pero serán la ética y nuestra conciencia social las que tengan que decirnos si queremos en nuestras vidas lo que la ciencia desarrolla. Lo demás es una pataleta de niño pequeño.

¡No! señor Rivera, es la enésima vez que quieren desviar el debate real sobre este tema y no se lo vamos a permitir.

Primero nos han acusado a los contrarios a la gestación subrogada de insolidarios e intolerantes. Ahora pretenden hacernos pasar por retrógrados. ¿Qué será lo siguiente?

Retrógrado es considerar que una mujer puede ser el equivalente a una incubadora. Retrógrado es pensar que, cual siervos en el medievo, los seres humanos podemos vender o alquilar nuestros cuerpos o nuestras almas y que con eso conseguiremos una supuesta libertad.

Esa libertad de pacotilla que usted defiende enmascara el mayor de los esclavismos. ¿Acaso puedo ser libre si tomo una decisión con una pistola apuntando a mi cabeza? ¿Acaso la necesidad económica no ejerce incluso mayor coacción que esa pistola?

Parece que cree usted que el camino a la Moncloa pasa por convertirse en el adalid de las luchas de los oprimidos.

Por la parte que me toca, es usted bienvenido a la lucha feminista. Como líder político puede usted pelear junto a nosotras por la igualdad real de salarios. Puede batirse el cobre para evitar que haya mujeres que, tal y como está pasando, se están quedando en la calle con sus hijos pequeños.

Tiene usted mil causas de opresión y discriminación por las que luchar, y créame que en ellas estaré encantada de luchar a su lado.

Pero si a lo que viene usted es a intentar conseguir que, en la sociedad en la que vivo, se legitime con una regulación que las mujeres vulnerables acaben vendiendo su cuerpo y de paso rompiendo su alma. Me tendrá, como creo que tendrá a todas las feministas, enfrente.

Y, por favor, no me subestime. No me vuelva a repetir machaconamente su mantra del “altruismo”. Usted sabe, tan bien como yo, que lo que están proponiendo es una regulación infame envuelta en papel de piruleta con la marca “altruismo” impresa por doquier. Pero también sabe igual que yo, que esto va a ser una puerta al fraude y la explotación y que muchos intermediarios harán negocio a costa del dolor de las mujeres más frágiles.

Entiendo que se han convertido en el referente político que pelea por la regulación de la gestación subrogada. Creo que no esperaban la reacción en contra que se han encontrado y que ahora están en un sitio del que no saben como salir.

En su libertad está, señor Rivera, el seguir metido en ese callejón sin salida en el que se ha metido. Pero tenga, al menos, la modestia de no insultarnos a los que estamos argumentando en contra porque quizás los ignorantes no somos nosotros.

1 Comentario

  1. ‘Creo que no esperaban la reacción en contra que se han encontrado y que ahora están en un sitio del que no saben como salir.’
    como va en contra de tus ideas? estan en un callejon sin salida? quizas es que esten empatizando con miles de familias que para ser padres tienen que recurrir a esta tecnica de reproduccion asistida??? y que quiere que se haga de la mejor forma posible para que todas las partes que se incluyen en este proceso este protegidas y no haya abusos?
    Esta muy bien que pidais respeto y no insultos para todos los que estais en contra, pero tambien pedimos los mismo para los que tenemos que estamos a favor de esta tecnica y sobre todo para los miles de niños que estan viniendo al pais bajo estos procedimientos que pueden sufrir insultos y bulling por este tipo de comentarios

Deja un comentario