“Temo a los griegos aunque vengan con regalos”

Virgilio-Pablo Iglesias

Por Javier Cortines

Cuando la periodista Cristina Pardo entrevistó la semana pasada a Eduardo Inda, en su programa Al Rojo Vivo (ARV), “el célebre latigador” de OKDiario le dijo que Pablo Iglesias fue el más inteligente de todos los que intervinieron en la reciente sesión parlamentaria del 30 de agosto en la que se intentó, con la subsiguiente frustración, que Rajoy mordiera el anzuelo.

La encantadora Cristina Pardo (confieso que soy fan suya y que es una de las pocas periodistas que me hace reír con su fresco sentido del humor y genial ironía) acto seguido habló con el líder de Podemos, a quien comunicó los elogios que le había dedicado el director de OkDiario.

En respuesta, P. Iglesias se limitó a sonreír y remarcó: “Temo a los griegos aunque vengan con regalos”, como dijo Virgilio. Luego hubo unos segundos de tensión entre Cristina y Pablo, y la conductora de ARV se sintió incómoda.

Entonces Pablo Iglesias salió del paso arguyendo que “él hablaba con todo el mundo, incluyendo el jefe de “La Sexta”[1], lo que molestó aún más a mi musa. Espero (I hope) que eso haya sido una percepción errónea de este escriba y que la relación entre ambos vaya viento en popa a toda vela.

En el citado pleno extraordinario del Congreso sobre el caso Gürtel (financiación irregular del Partido Popular, entre otras cosas), Mariano Rajoy dijo que él solo dedicaba sus energías a cosas gordas, a saber: el terrorismo yihadista (Alá Akbar), el trabajo (vitalicio para su familia) y la integridad territorial de España, (incluyendo la espinita de Gibraltar).

Iglesias, viendo cómo se escabullía otra vez el gallego correcaminos, cual anguila que conoce los agujeros más cercanos (prohibido pensar en sexo) resumió el mensaje de Unidos-Podemos con esta sentencia: “Da la impresión de que para usted la corrupción no es un asunto importante”.

Para aclarar el zipizape que se ha armado en España con el contencioso catalán, que tuvo su momento de crispación con el cartel de la chica que barría los escombros, tuvo que venir Iñaki Gabilondo de vacaciones (ver video publicado en El País virtual el 5 de septiembre) para hacer, sin rodeos, el análisis más certero. El maestro afirma, dando la batalla por perdida que, con la torpeza mostrada por los Hunos y los Otros, lo único que han conseguidolas partes es propagar “la catalanofobia” y “la hispanofobia”.

Y vuelve a cantar Quiquiriquí el Noble Gallo Beneventano para invocar al Espíritu Santo para que descienda en forma de paloma, o gaviota, o gorrión, sobre las cabezas de Mariano Rajoy y Donald Trump, que tienen previsto reunirse en la Casa Blanca el 26 de septiembre, tan sólo cinco días antes del 1-O, fecha de la celebración del referéndum sobre la independencia de Catalunya, cuyo objetivo es fundar una república catalana con todos los inmigrantes españoles que fueron a buscar trabajo al antiguo Reino de Jaime I (Jaume I) El Conquistador.  ¡Viva la Ciudad Estado de los griegos!

 

[1] Josep Creuteras es el presidente del Grupo Planeta (de la familia Lara) y de Atresmedia (Antena 3, La Sexta, Neox, Nova, Mega, etc).

Deja un comentario