Por Javier F. Ferrero

Kate Millett, cuyo libro de 1970, “Sexual Politics”, la convirtió en “la principal teórica del movimiento de liberación de las mujeres”, murió el miércoles en París. Tenía 82 años. Su esposa, Sophie Keir, dijo que la causa fue un paro cardiaco. Viviendo en la ciudad de Nueva York, viajaban a París cada año para celebrar sus cumpleaños.

Millett nació en Minnesota en 1934. Su padre, alcohólico, abandonó a su familia cuando tenía 14 años dejando a su madre y a dos hermanas en la más absoluta pobreza. Una tía adinerada pagó su educación. Fue a la Universidad de Minnesota y se graduó cum laude en 1956. A continuación, realizó el posgrado en la Universidad de Oxford.

Millett tenía unos 30 años cuando su tesis doctoral en la Universidad de Columbia, “Sexual Politics”, fue publicada por Doubleday and Co. Su premisa central era que la relación entre los sexos es política: “La supremacía masculina, al igual que los credos políticos, no radica en la fuerza física, sino en la aceptación de un sistema de valores cuya índole no es biológica.”  “Por muy muda que pueda ser su apariencia”, escribió Millett, “el dominio sexual es quizá la ideología más penetrante de nuestra cultura y proporciona su concepto más fundamental de poder”.

La escritora, cuyo trabajo muchos consideran un hito en la lucha por el aborto legal, la igualdad de género en el lugar de trabajo y la libertad sexual, buscó no ser un portavoz del movimiento feminista. El libro se convirtió en un trabajo central de lo que a menudo se llama feminismo de segunda ola y a Millett en un icono.

Después del éxito de su libro, Millett se trasladó a Japón en 1961, donde dio clases de inglés. Dos años más tarde, Millett regresó a los Estados Unidos con el escultor Fumio Yoshimura con quien se casó en 1965, separándose en la década de 1970. Fue una activa feminista desde finales de los 60 y en la década de 1970. En 1966, se convirtió en miembro del comité de la National Organitation of Women.

Millett aparece en la película de 2014  She’s Beautiful When She’s Angry como líder feminista:

8 frases de Sexual Politics:

  1. “El dominio sexual es tal vez la ideología más profundamente arraigada en nuestra cultura, por cristalizar en ella el concepto más elemental de poder”.
  2. “El sexo reviste un caracter político que, las mayoría de las veces, suele pasar inadvertido”
  3. “Sean cuales sean las diferencias sexuales “reales”, no las conoceremos hasta que ambos sexos sean tratados con paridad“.
  4. “La revolución (feminista) ha de trascender a la reestructuración política o económica mediante una verdadera “reeducación y maduración de la personalidad”.
  5. “El mundo fantástico forjado en torno al sexo fomenta la ilusión de poder y se apoya doblemente sobre la cosificación de la mujer”.
  6. “El concepto del amor romántico es un instrumento de manipulación emocional que el macho puede explorar libremente, ya que el amor es la única condición bajo la que se autoriza (ideológicamente) la actividad sexual de la hembra”.
  7. “El patriarcado se apoya sobre dos principios fundamentales: el macho ha de dominar a la hembra, y el macho de más edad ha de dominar al más joven”.
  8. “La supremacía masculina, al igual que los credos políticos, no radica en la fuerza física, sino en la aceptación de un sistema de valores cuya índole no es biológica. La robustez física no actúa como factor de las relaciones políticas (baste recordar las relaciones entre razas y clases). La civilización siempre ha sabido idear métodos (la técnica, las armas, el saber) capaces de suplir la fuerza física, y ésta ha dejado de desempeñar una función necesaria en el mundo contemporáneo”.

Deja un comentario