Por André Abeledo

A Salvador Allende lo querían muerto, porque representaba la voluntad popular, porque pretendía recuperar la soberanía nacional, porque se enfrentó a las grandes multinacionales, porque compartía trinchera con la clase obrera.

El día 11 de Septiembre de 1973: En Chile, es derrocado por un golpe militar, el Gobierno Constitucional y democrático del Dr. Salvador Allende.

El fatídico golpe fue dirigido por el asesino General Augusto Pinochet y contó con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos.

Se cumplieron 44 años de aquel criminal golpe realizado por los Militares traidores.

Tras el golpe vino la represión, las torturas, las violaciones, los asesinatos que siempre comete el fascismo para intentar poner de rodillas a un pueblo organizado.

Querían matar a Allende, hicieron desaparecer su cuerpo con la esperanza de borrar su memoria.

No entienden nada, no saben nada, el fascismo ignorante del sentir de los pueblos no puede entender que ahora Allende está más vivo que nunca.

Ellos pueden asesinar los cuerpos, arrebatar la vida, pero jamás borraran el ejemplo ni podrán matar las ideas.

 

Deja un comentario