Salvemos Cabana considera injustificado la entrega de un premio al Dolmen de Dombate a 48 horas de los comicios gallegos

1

La Plataforma manifiesta su rechazo al acto de entrega en el último día de la campaña electoral y cinco años después de la inauguración de una infraestructura -la “galardonada” cubierta de madera- que ha cosechado críticas de diversos expertos por su ineficiencia a la hora de proteger las pinturas de época neolítica que alberga el monumento.

De hecho, no hay una razón que justifique la entrega de un premio a punto de celebrarse las elecciones gallegas más reñidas de los últimos años, y mucho menos que esto suceda totalmente a destiempo y con un ánimo que podría entenderse con fines puramente electoralistas por la presencia de representantes políticos del Partido Popular.

Pese a que la fecha elegida, 23 de septiembre, coincide con el “Día Mundial de la Construcción Sostenible“, resulta insólito que un acto propagandístico de estas características pueda llevarse a cabo en plena recta final de la campaña electoral gallega, más cuando la inauguración de la cubierta de madera del Dolmen de Dombate se realizó en marzo del año 2011.

UN PREMIO A UNA ESTRUCTURA INEFICIENTE SEGÚN LOS EXPERTOS

Por otra parte, el galardón concedido por el Clúster da Madeira e o Deseño, agrupación empresarial del sector maderero, parece desconocer que diversos expertos han reflexionado en público sobre la ineficacia de la estructura que rodea al dolmen, y que ahora premian.

Así, especialistas como el profesor de la Universidad de Barcelona Joan Santacana Mestre, reconocido experto en Patrimonio Cultural, ha manifestado que el actual recinto que rodea al Dolmen de Dombate “es una enorme estructura que no tiene muchos sentido si nos atenemos a la conservación” y lo ha definido como “un costoso andamio” que no sirve para proteger las pinturas, pues en la musealización no se consideró la importancia de “mantener en buen estado” el corte estatigráfico para proteger al monumento de la humedad.

UN GALARDÓN INJUSTIFICADO

En la actual situación, resulta más que sorprendente que se le pueda conceder un premio a una infraestructura que a  todas luces y en opinión de expertos parece no haber cumplido de manera adecuada la función para la que fue diseñado, y todo ello después del año más controvertido en la historia del megalito, en el que la denuncia llegó hasta el Parlamento de Galicia a través de una Proposición No de Ley presentada por Alternativa Galega de Esquerda (AGE).

El pasado mes de julio, AGE consideró en su iniciativa que la adquisición de Dombate en época preconstitucional por parte de la Diputación Provincial de A Coruña “no fue acompañada” de las necesarias medidas de protección del bien cultural y que “hay evidencias” de que los convenios que actualmente teje la Diputación Provincial con el Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños “no son los más apropiados” por las numerosas problemáticas surgidas desde que el consistorio se hizo cargo de la gestión cultural del centro arqueológico en 2014.

Ante estos hechos, la concesión de un premio por parte de una asociación empresarial a una infraestructura criticada por expertos, con la presencia de políticos afines a la situación actual que atraviesa el monumento y en el último día de campaña electoral corre el riesgo de entenderse más como un hecho intencional e interesado que una mera coincidencia.

1 Comentario

Deja un comentario