Por Cynthia Duque Ordóñez

El pasado martes 29 de agosto la policía venezolana interceptó un todo terreno con 200 millones de bolívares en cajas de madera perfectamente empaquetadas, el equivalente a 17 millones de euros, propiedad de Lilian Tintori, “icónica” líder, junto a su marido Leopoldo López, de la derecha venezolana.


Es en este momento cuando saltan todas las alarmas, las redes sociales por su parte increpan a Lilian en busaca de explicaciones mientras que medios españoles como no podía ser menos restan importancia a que la opositora venezolana tuviera en su coche una cantidad de dinero igual a 170 años de salario mínimo mientras denuncia la pobreza y hambruna que atraviesa el país y la imposibilidad de sacar dinero del banco.

¿De dónde procedían los millones de bolívares?
Por el empaquetado conocemos que fueron sacados directamente del Banco Central de Venezuela, ya que es el tipo de empaquetado en cajas de madera que ellos usan y los billetes eran nuevos.
Poseer esa cantidad de dinero no es ilegal, como ella misma ha alegado en su defensa mediática, sin embargo, la mayoría de bancos, como le han recordado incluso hasta sus propios seguidores en redes sociales, no permiten extraer cantidades superiores a los 10 mil bolívares.

La “no pobreza” de su familia era harto conocida, no es algo que nos sorprenda, pero ¿qué finalidad perseguía transportando toda esa cantidad de dinero?
Las fuente gubernamentales apuntan a la posibilidad de que esas cajas llenas de bolívares fueran el pago estipulado por la derecha venezolana a los individuos que siembran de altercados, robos, disturbios y ataques contra la policía las calles del país, es decir, a la financiación de grupos terroristas que provoquen una guerra civil en el país latinoamericano.

Sus explicaciones sobre el destino del dinero son de los más variopintas, en un primer momento alegó que todo era un montaje orquestado por Nicolás Maduro, para más tarde defenderse con el cuento de la abuelita enferma, un símil con Caperucita Roja que las redes sociales no han dejado escapar. Según sus palabras su abuelita de 100 años de edad carece de seguro médico y el dinero era para pagar su tratamiento. Esta historia flaquea empezando por el motivo por el cual una nieta multimillonaria no pudo pagarle el seguro medico a su abuelita.

Imagen editada compartida en redes sociales donde se relaciona las cajas de dinero incautadas en el coche de Lilian Tintori con la campaña de recogida de medicinas de C’s que acabo con muchas foros propagandísticas, pero las cajas apiladas durante meses en la sede del partido.

Con tamaña cantidad de dinero se puede hacer frente a más de un tratamiento médico, porque como recuerdo estamos ante 17 millones de euros, otra de las razones es la ineficacia y riesgo de transportar tanto dinero en un país en el que los robos son el pan de cada día y por tanto, sería mucho más seguro hacer una transferencia bancaria, además de mucho menos engorroso de transportar. También se da la circunstancia de que debido a la constante devaluación de la moneda los centros hospitalarios no aceptan dinero en metálico.
Por último, otra de la razones que se apunta para esclarecer el suceso que sigue bajo secreto de sumario es la manipulación del tipo de cambio que unido a a las sanciones estadounidenses dinamitan la economía venezolana.

Durante el último año se ha registrado un importante contrabando de bolívares fuertes (BsF) con el que aumentar el tipo de cambio y con él, la infación. La existencia de diferentes tipos de cambio permite jugar con la moneda a través de su cambio a peso colombiano y posteriormente a dólares norteamericanos.

La operación consistiría en cambiar en la frontera colombiana 100 BsF en pesos colombianos, seguido a volver a vender el billete venezolano en Bogotá que a su vez se cambiaria a dólares estadounidenses y ya en Venezuela cambiar el dólar a bolívares, con esta intrincada operación se han contrabandeado 300 mil millones de bolívares, incrementando en un 70% la velocidad del dinero, cifra que coincide con un aumento del 70% de la infación.
La inflación o precio del BsF aumenta artificialemente al aumentar la velocidad de circulación del dinero, sobre la equivalencia: precio (P) por producción (Q) equivale a la cantidad de dinero (M) por la velocidad de circulación del dinero (V).

P×Q=M×V
ΔM→ΔP

A día de hoy se han retirado los billetes de 100 BsF con los que se hacía contrabando, emitido billetes nuevos y prohibido la entrada de los extraídos del país. Venezuela deberá pensar en formas para resistir el bloqueo económico y los embistes que desde dentro la derecha efectuará; la mejor forma sería que aprendiera de Cuba, un país que sabe resistir al bloqueo y controlar el contrabando de billetes. En Cuba existen dos tipos de moneda, una para los turistas (cuc o peso convertible cubano) y otra para los cubanos (cup) con diferente valor, la moneda turística equivale a 0.8 euros, mientras que un euro equivale a 25 cup, la moneda de uso popular.

En la isla no se utilizan dólares, su uso se penaliza con un 10% de valor menos al cambio, también el uso de tarjetas norteamericanas se penaliza con un recargo del 10% sobre el valor cambiario.
El cambio de moneda se lleva a cabo en las Casas de cambio que son diferentes si eres turista o cubano, al lo que añadidos los hoteles si te encuentras en el primer supuesto, en las cuales se anota vía identificación personal o pasaporte quién solicita el cambio, de esta manera se controla el mercado negro que trae el turismo a la isla.

Deja un comentario