Arcópoli ha presentado un escrito a la Fiscalía de Delitos de Odio de la Comunidad de Madrid porque a la puerta de la Audiencia Nacional en Madrid, cuando el día 2 de noviembre acudió el exconsejero de Empresas de la Generalitat de Cataluña Santiago Vila, ha sido increpado al grito de “maricón” delante de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. Este tipo de insulto se ha realizado específicamente contra este político y no contra ningún otro que acudió a declarar precisamente porque es bien sabida su orientación sexual, que él mismo hizo pública.

No es la primera vez que se han producido este tipo de incidentes. Hace unas semanas también presentamos con la colaboración del Observatori Contra L’Homofobia de Catalunya (OCL’H) una denuncia ante la fiscalía por los insultos homófobos que también sufrió el futbolista catalán Gerard Piqué en su entrenamiento en la ciudad deportiva de Las Rozas. Además se han percibido otros incidentes homófobos relacionados con el conflicto con Cataluña en varias ciudades madrileñas. Hemos establecido cauces de colaboración directa con el OCL’H para evaluar este tipo de incidentes. En momentos de polarización política y social como los que estamos viviendo, al final los más perjudicados somos los colectivos más vulnerables y en este caso, se está utilizando la orientación sexual como ataque.

A día de hoy, en lo que va de año, desde el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia tenemos registrados 252 incidentes de odio al colectivo LGTB en la Comunidad de Madrid. Este número supera ya tristemente los datos de 2016.

En palabras de Yago Blando, nuestro coordinador general:”Utilizar la orientación sexual como un insulto es ilegal en la Comunidad de Madrid y esperamos que sean sancionadas estas personas, que visiblemente han ido a atacar a una persona por ser gay. Desgraciadamente esta profunda polarización política que sufrimos estos días nos perjudica como colectivo. “

Deja un comentario