La tripulación del barco chino ‘Fu Yuan Yu Leng 999’ ha sido condenada a pagar una multa de 5,9 millones de dólares y hasta a cuatro años de cárcel  por pescar especies protegidas de las islas Galápagos, Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas.

La embarcación fue interceptada por las autoridades ecuatorianas el pasado 15 de agosto en aguas del archipiélago con 300 toneladas de fauna marina de diversas especies, entre ellas tiburones martillo, una especie en peligro de extinción incluida en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Alexandra Arroyo, jueza ecuatoriana, ha condenado a los tripulantes del barco chino por los delitos de tenencia y transporte de especies protegidas y ha ordenado el decomiso penal del ‘Fu Yuan Yu Leng 999’ para beneficio de la población de las islas Galápagos.

La importancia ecológica de las islas Galápagos  y es incuestionable. Además de servir como base a Darwin para la evolución de las especies, fue el hábitat del Solitario George, el último espécimen de la especie tortuga gigante de Pinta, extinta el 24 de junio del 2012.​ Las islas también son hábitat de especies como tortugas marinas, delfines, tiburones, tiburones martillo, ballenas, arrecifes de coral, fragatas, iguanas, lagartos, cormoranes, albatros, leones marinos y pingüinos.

Deja un comentario