LA UTILIZACIÓN DEL CENTRO ARQUEOLÓGICO CON FINES PARTIDISTAS Y LA CELEBRACIÓN DE UNA ENTREGA DE PREMIOS FUERA DE CONTEXTO  Y SIN COMUNICACIÓN PREVIA, TAL COMO DENUNCIÓ EL SERVICIO DE PATRIMONIO DE LA DIPUTACIÓN CORUÑESA EL PASADO MARTES, VULNERA LA CLÁUSULA SEXTA DE CONVENIO ESTABLECIDO ENTRE EL ORGANISMO PROVINCIAL Y EL AYUNTAMIENTO DE CABANA DE BERGANTIÑOS, SIENDO UN MOTIVO DE RESOLUCIÓN DEL ACUERDO TAL COMO ESTIPULA EL PUNTO OCTAVO DEL DOCUMENTO.

El texto indica que el Ayuntamiento tiene la obligación de solicitar ,”con una antelación de por lo menos 15 días, una autorización para la realización de cada una de las actividas en la que se especifiquen las fechas y los horarios y se acompañe de una memoria justificativa“, lo que en ningún caso sucedió el 20 de agosto con el acto de entrega de premios del concurso de ideas “Autovía Costa da Morte. Camiño de Futuro“, sobre el que la Diputación de A Coruña no tenía conocimiento alguno.

Como si se tratase de una segunda inauguración “en diferido” de la Autovía de la Costa da Morte, este acto estuvo presidido por la Conselleíra de Infraestructuras Ethel Vázquez, por un representante de las compañías que ejecutaron las obras y también por el propio José Muiño (PP), alcalde de Cabana, suponiendo una utilización interesada del monumento con fines propagandísticos ante la proximidad de las elecciones gallegas.

UNA ACTUACIÓN INCOHERENTE

Llama la atención, sin embargo, que haya sido el diputado provincial del área de Patrimonio Xesús Soto (BNG) el que se haya puesto el grito en el cielo en un comunicado criticando el “uso partidista” del Dolmen de Dombate en un acto “claramente propagandístico” por parte del alcalde de Cabana y el “malestar” de la Diputación de A Coruña cuando él fue el responsable de la renovación del convenio en enero de este año, tras haber anunciado en público justamente lo contrario debido a los informes negativos de los técnicos de la entidad.

Con este decisión sin precedentes, que únicamente acabó por beneficiar a los intereses del Partido Popular, Soto no sólo mostró la volubilidad de su gestión, sino que abrió las puertas a la utilización del patrimonio como una suerte de sala multiusos a voluntad del poder de turno, justo lo que él mismo critica ahora.

Por eso la Plataforma Salvemos Cabana no puede menos que manifestar su repulsa ante estos hechos y ha solicitado a la Diputación de A Coruña que rescinda o en su defecto no renueve el convenio de colaboración que mantiene con el Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños en virtud del incumplimiento de las condiciones impuestas por el acuerdo.

Deja un comentario