Por Xan Pereira

Juana Rivas no ha acudido este lunes a la citación del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada para dirimir sobre las medidas extraordinarias en protección de los menores solicitadas por el padre. Juana permanece en paradero desconocido desde hace 25 días tras incumplir la orden que la obliga a devolver a sus hijos al padre, condenado en 2009 por un delito de maltrato.

Sí ha acudido Francesco Arcuri, padre de los dos niños, de 11 y 3 años. También se presentó la letrada de oficio de Juana Rivas en Granada después de que el juzgado no resolviera el recurso presentado por esta última alegando que no ha sido designada específicamente para este caso.

La letrada de la administración de justicia acordó, por solicitud del padre, declarar hábil el mes de agosto para esta causa y el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada fechó esta comparecencia, citando a las dos partes el 21 de agosto. El objetivo era que se investigaran en la vía penal los posibles delitos a los que aludía el padre de los menores. Tras no presentarse, la Policía recibirá la orden de detención.

Deja un comentario