Por Javier Cortines

El ex president Carles Puigdemont y los cuatro ex consellers que le acompañan “en su exilio” fueron puestos en libertad condicional por el juez que instruye el caso. Los cinco políticos catalanes declararon durante cinco horas en la tarde del domingo y abandonaron la fiscalía de Bruxelas donde estaban retenidos a las 00:51 del lunes.

Tanto Puigdemont como Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsanti deberán permanecer en Bélgica hasta que concluya el procedimiento judicial, (al estar en libertad con cargos) lo podría alargarse dos o tres meses, según su abogado defensor Paul Bekaert.

Carles Puigdemont y los ex consellers se entregaron voluntariamente esta mañana, a las 09:17, a una comisaria céntrica de Bruxelas, y luego fueron traslados a la fiscalía, donde el juez instructor les tomó declaración, uno a uno, en medio de una fuerte polémica que involucró a destacadas personalidades belgas.

El ministro del Interior Jan Jambon dijo que “Madrid ha ido demasiado lejos” con el encarcelamiento de los independentistas (en España) y se preguntó “¿Qué ha hecho mal el govern? Simplemente aplicar el mandato que recibió de sus electores”, matizó

En una entrevista con la televisión belga VTM, Jambon subrayó que “la comunidad internacional debe vigilar al Estado español” para garantizar que Puigdemont y los ex consellers “tengan un juicio justo”.

“Existe la ley española, pero también el Derecho Internacional y la Convención de los Derechos Humanos”, enfatizó Jan Jambon, miembro del partido nacionalista flamenco, que aboga por una separación pacífica de Flandes, una de las tres regiones de Bélgica cuya capital es Bruselas.

Con anterioridad a Jambon, el presidente del Partido Socialista belga, Elio di Rupo, señaló que “Mariano Rajoy se está comportando como un franquista autoritario”. Di Rupo, que fue primer ministro belga (2011-2014) se mostró partidario asimismo de que Cataluña y España encuentren una solución política a sus diferencias.

“Gran lección de justicia al sistema judicial español”, escribió la Asamblea Nacional Catalana (ANC) en su cuenta de twitter tras conocerse el veredicto del juez instructor belga.

Por su parte, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, señaló que la decisión del juez belga demuestra que Bruxelas considera “a los políticos catalanes” retenidos en la fiscalía “presos políticos”.

Asimismo, Marta Pascal, coordinadora del PDeCAT, informó de que propondrá a Carles Puigdemont como el candidato de su lista en las elecciones catalanas del 21-D. “Intentaremos presentar una lista única que reúna a todos los independentistas”, agregó.

Las declaraciones incómodas del ministro del interior belga y del ex primer ministro han caído como un jarro de agua fría Madrid y varios delfines de Rajoy se han apresurado a decir que en España “la justicia funciona fenomenalmente y hay una clara separación de poderes”.

Mientras tanto siguen en prisión el vicepresidente del govern Oriol Junqueras y siete ex consellers, condenados el jueves en un juicio relámpago en clara situación de indefensión, ya que apenas se les concedió dos o tres horas para preparar su defensa.

Puigdemont y los cuatro ex consellers abandonaron la fiscalía belga a las 00:51 horas del lunes. A la salida les esperaba unos cincuenta periodistas (nacionales e internacionales). Los procesados decidieron no hacer ninguna declaración. Es posible que mañana “el govern en el exilio” nos dé alguna pista sobre cuáles van a ser sus próximos pasos.

Y vuelve a cantar Quiquiriquí el Noble Gallo Beneventano para decir que, aunque lo disimule, el gobierno de Mariano Rajoy está quemado. Eso ocurre cuando se celebran las cosas apresuradamente y, por una burla del destino, te sale el tiro por la culata.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario