Corea del Norte amenaza con atacar este mes de agosto la isla estadounidense de Guam, “creando un gran fuego envolvente alrededor del enclave”, mientras Donald Trump anuncia que dará un escarmiento a Pyongyang como jamás se ha visto en la historia de la humanidad.

Por Javier Cortines

El régimen norcoreano ha anunciado que lanzará este mes de agosto cuatro misiles Hwasong-12 sobre la isla de Guam, ex colonia española del Pacífico Occidental que fue tomada como botín por Estados Unidos tras la desastrosa guerra hispano estadounidense de 1898.

El objetivo del líder supremo, Kim Jong Un es “aterrorizar” a los pilotos de la Base Aérea de Andersen, donde EEUU tiene decenas de bombarderos B-1B, con capacidad nuclear, y a los más de 160.000 habitantes de Guam. Esta isla, de 549 kilómetros cuadrados, se encuentra a unos 3.500 kms. de Corea del Norte.

El presidente surcoreano Moon Jae-in ha hablado hace unas horas con su homólogo estadounidense Donald Trump para pedirle “contención” ya que no desea otra guerra en la península coreana (la primera fue entre 1950-1953), que podría tener consecuencias “monstruosas” a ambos lados del paralelo 38.

Parte de los bombarderos B-1B, desplegados en Guam, ya han aterrizado en Corea del Sur para dar, si es necesario, la respuesta adecuada a Corea del Norte, informó, por su parte, la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Kim Jong Un, que ha llamado “senil” al inquilino de la Casa Blanca, no cree en las amenazas de Trump, quien insiste en “destruir con un fuego y furia nunca vistos en la historia” a su adversario, si sigue adelante con sus planes.  El líder republicado escribió asimismo en twitter que “la solución militar está completamente preparada, asegurada y cargada, en el caso de que Corea del Norte actúe de forma insensata”.

Por su parte, el gobernador de Guam, Eddie Calvo, ha dicho en Agaña, la capital de la isla, que “un ataque o amenaza contra Guam es un ataque o amenaza contra Estados Unidos”.

Japón, que está en permanente contacto con EEUU (los misiles de Corea del Norte antes de llegar a Guam sobrevolarían su territorio) ya ha ofrecido su colaboración a Washington para detectar la trayectoria de los misiles norcoreanos Hwasong-12, de alcance medio largo.

Guam perteneció a España desde finales del siglo XVI hasta 1898. Durante ese tiempo el enclave estuvo gobernado por la Capitanía General de Filipinas. Una minoría de la población de Guam habla español, tagalo y japonés.

(Para ampliar información sobre el conflicto norcoreano-estadounidense pinchar en este enlace: https://contrainformacion.es/?p=3901).

Y vuelve a cantar Quiquiriquí el Noble Gallo Beneventano para pedir a la ONU que haga algo ¿Acaso no hay manicomios para encerrar a Trump y a Jong Un? Mientas los Hunos se juegan a cara o cruz una guerra nuclear, los Otros se dedican a bailar la Macarena ¡Oh, myGod! qué pena, qué pena.

 

Deja un comentario