La Embajada de España en Chile, que tiene como máximo responsable al diplomático Carlos Robles Fraga, sobrino del fallecido Manuel Fraga, ha prohibido la celebración de un acto de homenaje a los ciudadanos españoles refugiados en Chile durante la Guerra Civil y los primeros años de la dictadura franquista.

Miembros de la Comisión por la Memoria del Exilio Republicano en Chile.
Miembros de la Comisión por la Memoria del Exilio Republicano en Chile

Lo ha denunciado la Comisión por la Memoria del Exilio Republicano en Chile, un colectivo que nació hace unos meses impulsado por españoles residentes en el país andino y que se han marcado como objetivo “recordar a los miles de compatriotas que huyeron tras la victoria de Franco y que han contribuido al desarrollo de la sociedad chilena”.

El acto debía desarrollarse el 8 de septiembre en el Centro Cultural de España en Santiago. Contaba inicialmente con todos los permisos para celebrarse en el centro dependiente de la Embajada de España y tenía el respaldo de diferentes organizaciones, tanto españolas como chilenas. Habían empezado a repartirse invitaciones.

La celebración pretendía conmemorar el 78 aniversario de la llegada a Chile en 1939 del ‘Winnipeg’, un navío fletado a través del poeta Pablo Neruda. El barco permitió a más de 2.000 exiliados españoles huir de la guerra y salir desde los campos de refugiados franceses para empezar una nueva vida en el continente latinoamericano.

José María Robles Fraga, hijo del ex-Ministro Carlos Robles Piquer, y sobrino de Manuel Fraga

Los organizadores responsabilizan al embajador en Chile, Carlos Robles Fraga. Por su parte, la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores reconoce la cancelación del evento alegando “deficiencias” por parte de la Comisión por la Memoria del Exilio Republicano en Chile, impulsora y organizadora del homenaje. No han aportado más datos.

Deja un comentario