Por Xan Pereira Castro

Un pozo sin fondo para las arcas públicas. Los siete hospitales públicos, pero construidos por empresas privadas, que inauguró Esperanza Aguirre entre 2007 y 2008 costaron 747 millones de euros, dinero que adelantaron las adjudicatarias y, como compensación, estas reciben un canon anual que comenzó en 2008 y que durará 30 años, hasta 2038. En los 9 primeros años la Comunidad de Madrid ha pagado ya 1.182 millones de euros por ese canon, sin contar con impuestos, y que ha ido subiendo gracias a la evolución del IPC y variables.

Quedan 21 años de canon. En 2038 las concesionarias revertirán el centro a la Comunidad de Madrid, que mientras tanto es una mera inquilina. Esta forma de explotación se bautizó como contrato de concesión de obra pública, que permite la colaboración pública (la gestión sanitaria) y la privada (que construye y explota de los servicios no asistenciales).

Podemos y PSOE anunciaron este martes que llevarán el asunto a la Fiscalía, como ya han hecho con el Canal de Isabel II. Recordemos que la Audiencia Nacional ya investiga dentro del caso Púnica si los gastos de publicidad para promocionar estos centros sirvieron para financiar irregularmente al PP de Madrid.

Costaron 747 millones, dinero que adelantaron las concesionarias

Los hospitales

Los siete hospitales son el Infanta Leonor (en Vallecas), el Puerta de Hierro (en Majadahonda), el Infanta Sofía (en San Sebastián de los Reyes), el del Tajo (en Aranjuez), el del Henares (Coslada), el Infanta Cristina (en Parla) y el del Sureste (en Arganda del Rey). Estos siete centros atienden a 1,56 millones de madrileños y cuentan con 1.803 camas.

Las concesionarias disponen durante estos años de las explotaciones comerciales existentes en los hospitales, como el aparcamiento, la cafetería, el servicio de televisión en las habitaciones o el alquiler de los locales. Pero ademas de eso asumen también la prestación de los servicios de limpieza, seguridad, restauración, gestión de residuos, lavandería, mantenimiento del centro, conservación de viales y jardines, desinsectación y desratización, gestión de almacenes y distribución, y el archivo de la documentación clínica y administrativa.

La Comunidad de Madrid ha pagado ya 1.182 millones de euros

Una idea de Aguirre

Este modelo semiprivatizado fue diseñado por Manuel Lamela, exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid y que actualmente ocupa un puesto en el consejo de administración de Assignia Infraestructuras. Aseguró que este sistema “disminuye los costes de mantenimiento y los costes de explotación y garantiza una mejor calidad”. El Tribunal Supremo calcula la rentabilidad razonable para cualquier cuestión pública. En 2011 esta era del 8,4%, y en 2014 del 5,72%. El hospital Puerta del Hierro, la rentabilidad de la concesionaria fue del 40,3% en 2011 y del 30,3% en 2014, por lo que sus contratos son especialmente lucrativos y quedan 21 años.

 

Deja un comentario