Así de contundente se ha mostrado nuestro coportavoz esta mañana durante la emisión del programa Al Rojo Vivo, donde ha criticado  la “absoluta” falta de previsión de los responsables políticos por los incendios en Galicia y Portugal. Uralde ha lamentado además que existían “condiciones perfectas que tienen que ver con el cambio climático para el fuego”.

Aquí os dejamos un pequeño extracto de su intervención.

Por su parte, EQUO Galicia también ha reclamado un un pacto a nivel gallego vinculante para poner fin a la quema de Galicia. En el pasado mes de agosto de este mismo año, desde EQUO Galicia pedíamos una reconsideración del modelo de gestión de los montes fomentado por la actual Administración de la Xunta que favorece la proliferación de especies pirófitas, como lo es el eucalipto o el pino, que superan ya las 400.000 hectáreas de plantación en Galicia.

Este pasado fin de semana de octubre, Galicia se ha encontrado nuevamente con los devastadores resultados de la misma falta de previsión, gestión irresponsable, y nulo entendimiento de la complejidad del problema por parte de la Xunta.  Una Xunta incapaz de hacer frente a los más de 150 incendios declarados en dos días, 16 de ellos de nivel 2, y que dejaron ya el terrible balance de tres personas muertas y cientos de personas afectadas y desplazadas de sus hogares.

Entendemos que la situación que vivimos desde hace años y que vuelve a manifestarse estos días, no es consecuencia de un déficit aislado en la política forestal de la Xunta, sino una incapacidad manifiesta en abordar de forma conjunta la situación de abandono y precariedad en la que se ha sumido a nuestro rural, con una nula política de protección del medio ambiente como lo demuestra la pretendida aprobación de la Ley de Fomento de Implantación de Iniciativas Empresariales de Galicia, y unas políticas agrarias y ganaderas sumamente deficitarias.

 

La solución pasa por un pacto gallego de conservación y crecimiento en el monte gallego, vinculante para el actual y futuros gobiernos de la Xunta de Galicia, con verificación de su efectivo cumplimiento, que sea capaz de sentar en la misma mesa a todos los actores políticos y sociales implicados en el desarrollo y protección de los montes en Galicia, para analizar juntos la compleja situación que propicia los incendios de nuestros montes, y conseguir aportar soluciones consensuadas, respetuosas, y duraderas a largo plazo.

La Xunta de Galicia, con cada incendio de nuestros montes, tiene una nueva oportunidad de hablar con los interlocutores que conocen la problemática de nuestro monte y sentar las bases del futuro sostenible del rural y el monte en Galicia, y esperamos que esta sea vez sea aprovechada por el Ejecutivo de Feijóo para ello. Lo contrario, no tendría justificación posible.


NUESTRAS REDES

 

Deja un comentario