El juez Pablo Llarena mantuvo hoy la condena de prisión para el ex vicepresident Oriol Junqueras, el exconseller del interior Joaquim Forn y los dos Jordis, líderes de la ANC y Omnium, al considerar que hay riesgo de “reiteración delictiva”, y dejó en libertad bajo fianza de 100.000 euros a los otros seis ex consellers investigados por rebelión.

Estos últimos son: Las ex conxelleres Dolors Bassa y Meritxell Borràs (que estaban en la cárcel de Alcalá Meco desde hace más un mes, concretamente desde el pasado 2 de noviembre) y los ex consellers Raül Romeva, Carles Mundó, Josep Rull y Jordi Turul, que fueron encerrados en la misma fecha en Estremera.

Las fianzas dictaminadas por el magistrado (que en total suman los 600.000 euros) serán costeadas por la Caja de Solidaridad que se abrió en Cataluña para hacer frente a situaciones de este tipo, y que ha venido recibiendo numerosas donaciones del pueblo catalán durante las últimas semanas.

Jordi Sánchez (ANC) y Jordi Cuixart (Omnium Cultural) son “los presos políticos” que más tiempo llevan en prisión (Soto del Real), más de un mes y medio, (desde el pasado 17 de octubre).

Se espera que dentro de unas horas (ahora se está siguiendo el juicio) se conozca el dictamen del juez belga que sigue el caso de Puigdemont y los cuatro miembros del Govern (Antoni Comín, Clara Ponsati, Lluís Puig y Merixell Serret) que le acompañan en “su exilio”. El magistrado deberá admitir o rechazar la orden de extradición emitida el pasado 3 de noviembre por la jueza Carme Lamela.

Deja un comentario