Borrador automático

El movimiento contra el cambio climático Fridays For Future, inspirado en la activista sueca Greta Thunberg, definió su estrategia internacional esta semana en Dortmund, al oeste de Alemania, con la participación de 1600 jóvenes de todo el país.

Los jóvenes ecologistas se reunieron en un campamento instalado en un parque a las afueras de la ciudad, donde aprendieron en talleres cómo lograr un mayor impacto social y político, se pusieron cara más allá de Instagram y diseñaron acciones de protesta y estrategias futuras. Presidiendo el congreso, cuelgan telas cosidas en las que se lee “el tiempo se acaba” o “no hay planeta B”, algunas de las consignas que se han hecho famosas en las marchas de Fridays for Future.

La adolescente sueca Greta Thunberg desencadenó con sus protestas que muchos jóvenes alemanes mostrasen su preocupación ecológica latente y hoy es un potente y disciplinado movimiento, referencia en toda Europa. El pasado marzo lograron sacar a la calle a 300.000 escolares en toda Alemania, en una de las huelgas escolares en las que cada viernes piden a voz en grito “¡Justicia climática, ya!

Sin duda, algo está cambiando en Alemania. Hay padres que se quejan de que sus hijos les presionan para que se hagan veganos, que reciclen y dejen de volar. Los jóvenes reniegan del estilo de vida de unos padres a los que acusan de comer animales sin piedad y de consumir recursos como si fueran infinitos.

El siguiente paso es la protesta global programada para la semana del 20 al 27 de septiembre, en la que los jóvenes aspiran a que su paro trascienda a los estudiantes. En Alemania ya hay científicos for future y padres for future, pero la idea es involucrar a los trabajadores y no solo a la gente en edad escolar.

Fecha clave: 27 de septiembre, huelga por el clima

Deja un comentario