Lola Santillana, secretaria confederal de Empleo y Cualificación Profesional de CCOO

EL SINDICATO siempre actúa sobre la realidad para transformarla

Siempre lo hacemos de parte y, por tanto, presidida por valores que nos definen e identifican: la igualdad, la cooperación, la equidad, la justicia, el inconformismo y el feminismo.

La aspiración a la igualdad de oportunidades de la mujer es transversal, afecta a todas sus facetas: la laboral, la familiar y también la social. En el ámbito laboral son muchas y claras las manifestaciones que muestran una situación de desventaja con el hombre, que se refleja en unas condiciones diferentes de trabajo, de salario, de desarrollo y promoción profesionales.

La clave está en afrontar la discriminación por género y en ganar hegemonía en el conflicto social. Debemos eliminar las brechas, dignificar el trabajo doméstico y acabar con la segregación.

CCOO defendemos un sistema retributivo transparente, que elimine de hecho y para siempre las dobles tablas salariales

En definitiva, hay que erradicar la desigualdad y discriminación del ámbito laboral, del que la formación es parte muy importante.

CCOO exigimos que se trabaje desde el diálogo social para alcanzar la igualdad en el sistema de prestaciones, contratación, sanidad, educación, pensiones y negociación colectiva. Hay que mejorar el excedente empresarial para destinarlo a los salarios y a la mejora de las condiciones laborales. Es necesario consolidar y extender los planes de igualdad e impulsar una formación que dote de competencias y mejore las posibilidades de desarrollo profesional y personal de todas y todos.

No nos ponen las cosas fáciles, pero con liderazgo fuerte y propositivo avanzaremos.