Plan International, organización que trabaja por los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas, colocó ayer en la entrada del Congreso de los Diputados la estatua de una leona, junto a los emblemáticos leones, para mandar un mensaje a los representantes políticos: los símbolos y referentes también deben cambiar para conseguir la igualdad.

La organización, que acaba de lanzar su campaña mundial #GirlsGetEqual en más de 50 países, reclama con este cambio de símbolo que las jóvenes sean vistas, escuchadas y valoradas en la sociedad en condiciones de igualdad.

Estamos apoyando a las jóvenes en el camino hacia la igualdad. Queremos que las niñas en todo el mundo puedan ejercer su derecho a la educación, participar activamente en la sociedad y sentirse libres y seguras en las ciudades”, ha denunciado la presidenta de la asociación, Concha López.

Pedimos a los líderes políticos que se sumen al cambio, que tomen medidas que promuevan la participación activa y el liderazgo de las chicas y que las escuchen en la toma de decisiones a todos los niveles”, ha señalado López.

La organización ha presentado en la Cámara Baja la nueva campaña global por la igualdad de las niñas en un acto presidido por Ana Pastor, presidenta de la cámara, que ha contado con la participación de los portavoces de los grupos parlamentarios (PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, ERC, PNV y Grupo Mixto); la directora general de Plan International, Concha López; la periodista Angie Rigueiro, moderadora del acto, un centenar de estudiantes del I.E.S. Gómez Moreno de Madrid y jóvenes adolescentes de España, Australia y Egipto, embajadoras de Plan International en sus países y defensoras de los derechos de las niñas. El acto, celebrado en la sala Ernest Lluch, se enmarca en el Día Internacional de la Niña, que se conmemora el 11 de octubre a nivel global.

La Agenda 2030 es un compromiso para no dejar a nadie atrás, pero los derechos de millones de niñas en todo el mundo no se están teniendo en cuenta. Pedimos al Gobierno y todas las fuerzas parlamentarias que se comprometan a tomar medidas específicas para conseguir la igualdad de las jóvenes en temas como la educación, la seguridad o las oportunidades en el mercado laboral”, ha anunciado Concha López durante el acto.

López subraya que “si la sociedad no es consciente ni conoce con exactitud las distintas barreras de género a las que diariamente se enfrentan las niñas y las adolescentes, es imposible que la situación de desigualdad cambie

Si la sociedad no es consciente ni conoce con exactitud las distintas barreras de género a las que diariamente se enfrentan las niñas y las adolescentes, es imposible que la situación de desigualdad cambie

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 5.6 compromete a los gobiernos a asegurar “participación plena y efectiva e igualdad de oportunidades para el liderazgo en todos los niveles de la toma de decisiones en la vida política, económica y pública para 2030”. Ahora solo el 22% de los miembros de parlamentos en el mundo son mujeres, solo hay 14 mujeres como líderes de gobierno en el mundo y menos del 5% de las ciudades del mundo – donde la mayoría de las mujeres jóvenes y niñas crecerán y desarrollarán su vida – están dirigidas por mujeres.

Para conseguir estos objetivos, son imprescindibles no sólo la creación de mecanismos de participación, la educación y la capacitación, sino también la existencia de referentes. Las niñas y las jóvenes necesitan ver que las mujeres lideran cualquier sector, desde la política hasta el sector empresarial, pasando por los medios de comunicación.

Según el último informe y el Índice de Género de los Objetivos de Desarrollo Sostenible lanzados en la última Asamblea General de Naciones Unidas por la plataforma Equal Measures 2030, en la que se integra Plan International, más de 600 expertos de 50 países señalan que no existen los datos necesarios para medir el progreso en torno a la igualdad de género y al paso que vamos ningún país va a alcanzar la igualdad en 2030.

Plan International trabaja programas dirigidos a defender los derechos de la infancia y la igualdad para las niñas desde su nacimiento hasta que alcanzan la edad adulta. Nuestros programas apoyan la participación, la incidencia y el liderazgo de las niñas y jóvenes en los procesos de toma de decisiones y buscan impulsar cambios y políticas que permitan alcanzar la igualdad de género a nivel local, nacional y global.

Deja un comentario