Desde el comienzo de la formación morada se ha intentado detener su avance a través de pruebas falsas (informe pisa), rumores, bulos o ataques a sus miembros. Infolibre recopila los 11 intentos fallidos de dañar a Podemos utilizando la Justicia:

1º. El Partido Socialista de la Justicia, liderado por José Emilio Rodríguez Menéndez, acudió al Tribunal Supremo sólo nueve meses después de la creación de la formación acusándola de haber recibido financiación de Venezuela basándose en una noticia publicada en el diario El País. El Alto Tribunal ni siquiera la admitió a trámite.

2º. En febrero de 2015, con las elecciones generales a la vuelta de la esquina y con Podemos subiendo en los sondeos, el pseudosindicato ultra Manos Limpias volvió a acudir al Supremo acusando a Pablo Iglesias de delitos de desobediencia, contra los derechos de los trabajadores, organización criminal, apropiación indebida, tráfico de influencias o un delito contra la Hacienda Pública. Según Manos Limpias, incurrió en estos delitos al utilizar la productora Con Mano Izquierda para gestionar fondos que tendrían como origen Venezuela e Irán. Tampoco fue admitida a trámite.

3º El mismo pseudosindicato probó suerte en el Juzgado de Instrucción número 30 de Madrid con los mismos argumentos presentados ante el Supremo. Tampoco fue admitida.

4º Continuó Manos Limpias con el tema y recurrió ante la Audiencia Provincial de Madrid con idéntico resultado.

5º No se cansaba el pseudosindicato y volvió a intentarlo a comienzos de 2016 con otra querella, parecida a las anteriores, pero incorporando el famoso y polémico informe Pisa, el cual se demostró que era falso. Nuevo carpetazo del Alto Tribunal.

6º El informe pisa volvió a saltar a la palestra y terminó también en la Audiencia Nacional a raíz de una denuncia interpuesta por la formación política Unión Cívica Española-Partido por la Paz, Reconciliación y Progreso de España (UCESP). Archivado de nuevo.

7º En julio de 2016, el Supremo volvió a estudiar la financiación ilegal de Podemos a partir de una información publicada por OkDiario en la que se indicaba que Pablo Iglesias habría cobrado algo más de 272.000 dólares del Gobierno de Venezuela a través de una cuenta bancaria radicada en San Vicente y las Granadinas, una información que fue desmentida por la propia entidad financiera.

8º Vox acudió a los tribunales con la misma información a la que ya se había dado carpetazo y presentó una querella contra Pablo Iglesias por los delitos de blanqueo de capitales, delitos electorales y delitos que comprometen la paz o la independencia del Estado. El resultado fue el mismo.

9º El pseudosindicato Manos Limpias, movido por intereses electoralistas de quienes lo mantienen, atacaba de nuevo, pero esta vez con Íñigo Errejón en el punto de mira y la famosa beca en la Universidad de Málaga como leitmotiv a través de una querella por un delito de estafa. No consiguió nada.

10º Dos querellas fueron presentadas por Manos Limpias y la Asociación Pro Justicia Siglo XXI contra Juan Carlos Monedero por delito fiscal en las que se acusaba al político de no haber declarado al fisco por los trabajos de asesoría que había realizado para gobiernos latinoamericanos.

11º Contra la jueza Victoria Rosell también cargaron con una querella interpuesta por el exministro de Industria José Manuel Soria por prevaricación, cohecho y retardo malicioso de un proceso penal. Un empresario denunció que el sustituto de Rosell en el juzgado le había dado indicaciones de lo que tenía que decir para perjudicar a la magistrada. El TSJ de Canarias no dudó en dar carpetazo al asunto.