Once muertos y cinco heridos ha sido el resultado de dos tiroteos registrados este miércoles en dos bares orientales de la ciudad alemana de Hanau, cercana a Fráncfort.

El autor de los tiroteos de la ciudad alemana de Hanau fue hallado sin vida en su vivienda junto con otro cadáver. Actualmente no hay indicios de que haya otros autores, escribió la Policía en Twitter.

El agresor es un hombre de nacionalidad alemana, ultraderechista y con licencia de armas de caza, en cuyo automóvil fue hallada munición, informa el diario popular Bild. Las fuerzas de seguridad han encontrado un escrito suyo y un vídeo relacionados con su acto.

El primer ataque tuvo lugar sobre las 20.00 en un ‘shisha bar’, un local de comida oriental y fumadores de pipa de agua llamado «Midnight». El segundo tiroteo en un establecimiento similar en Kesselstadt, otro barrio algo más apartado de esa localidad. Según la prensa local, tres personas resultaron muertas delante del primer bar y cinco frente al segundo, el Arena Bar.

El hombre armado tocó al timbre del segundo bar y disparó contra las personas de origen kurdo que se encontraban en la zona de fumadores, matando a cinco, incluida una mujer, informa el diario Bild.

El Gobierno federal expresó su consternación por medio del portavoz, Steffen Seibert, quien tuiteó a primera hora de la mañana del jueves. “Esta mañana los pensamientos están con la gente de Hanau, en cuyo centro se cometió un crimen terrible. Nuestra profunda preocupación se dirige a las familias afectadas, que lloran a sus muertos”, escribió Seibert en Twitter.

Varios medios locales informaron asimismo de otro supuesto ataque en un tercer punto de la ciudad, extremo éste que no ha sido confirmado por la policía.

Miedo a la extrema derecha en Alemania

La asociación Ditib, la principal organización de la comunidad turca musulmana en Alemania, pidió más protección para sus fieles que «ya no se sienten seguros».

La amenaza del terrorismo de extrema derecha preocupa a la policía, sobre todo desde el asesinato de un diputado alemán favorable a los migrantes del partido de la canciller Angela Merkel en junio pasado.

Un extremista de extrema derecha que niega el Holocausto intentó atacar en octubre una sinagoga en Halle. Como no fue capaz de entrar en el edificio religioso en el que los fieles se habían atrincherado, le disparó a una transeúnte y al cliente de un restaurante de kebab, y lo difundió en directo por internet.

En Dresde, en la antigua RDA, ocho neonazis están siendo juzgados desde hace casi cinco meses por haber planificado ataques contra extranjeros y políticos.