Al menos doce personas han muerto en diferentes ofensivas del Ejército contra grupos yihadistas afines al Estado Islámico (EI) en Bangsamoro, región autónoma musulmana del sur de Filipinas, donde los combates han provocado unos 16.000 desplazados.

De las víctimas, tres son soldados y nueve son yihadistas -ocho de los Luchadores para la Liberación Islámica del Bangsamoro (BIFF, en inglés) y uno de Maute-, según informaron fuentes del Ejército a medios locales.

El general de división Cirilito Sobejana, que comanda la Fuerza Conjunta de Mindanao Central, explicó que el enfrentamiento entre sus tropas y el BIFF comenzó ayer en el municipio Shariff Saydona Mustapha y avanzó hacia otras áreas donde ese grupo yihadista tiene presencia en la provincia de Maguindanao.

Las autoridades ya han identificado a seis de las ocho bajas en las filas del BIFF en esos combates, en los que perdió la vida un soldado y otro resultó herido.

El Ejército utilizó aviones de combate, helicópteros de ataque y obuses para bombardear la ubicación en la que se sospecha que se refugia Shiek Esmael Abdulmalik, cabecilla del BIFF y también conocido como Abu Torayfie.

“Le aseguramos al público que la operación quirúrgica está dirigida solo a los campamentos del BIFF”, indicó Sobejana, que pidió a la población civil que se refugie en centros de evacuación.

Unas 3.300 familias, o 16.000 personas, han tenido que huir de sus hogares a causa de la violencia y permanecen albergadas en tres campamentos en Maguindanao.

Un portavoz del BIFF, Abu Amir, señaló en declaraciones recogidas por la cadena GMA que el grupo se vio obligado a contraatacar después de que el Ejército iniciara la ofensiva; aunque los militares aseguran que ese grupo asesinó a cinco agentes del orden en emboscadas urbanas en Cotabato y Maguindanao la última semana.

“No estamos atacando, estamos a la espera de ver qué sucede en la recién instalada región de Bangsamoro, pero tenemos que contraatacar cuando se nos ataca”, señaló Abu sobre esa nueva región autónoma, constituida el mes pasado fruto de un acuerdo de paz firmado en 2014 con los rebeldes del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI).

En la provincia de Lanao del Sur -que también integra la región de Bangsamoro- los combates del Ejército con remanentes de grupo Maute, leal al EI y liderado por Abu Dar, estallaron al lunes en el municipio de Pagayawan.

El general de brigada Romeo Brawner, confirmó que dos soldados del 55º Batallón de Infantería y un rebelde de Maute murieron en la operación.

Los combates contra el BIFF en Maguindanao y contra Maute en Lanao del Sur continúan este martes.

Deja un comentario