Antonio Maira

Hoy, pese al frío y a las amenazas de lluvia, pese a la frialdad de los líderes políticos parlamentarios que dirán, como siempre dicen, que ellos están para la política cotidiana y para respaldar las demandas ciudadanas inmediatas, la República estará en la callei. Ellos saben que esa República permitirá la explosión de las demandas populares, la finalización inmediata de la corrupción y la elaboración de una nueva Constitución que nazca de abajo arriba desde el puebloii.

Ciudadanos y ciudadanas en todo el país ondearán banderas y cubrirán las calles con pancartas, palos tricolores y astas con tres bandas: roja, amarilla y morada.iii No habrá sitio para “monárquicos” que se disfrazan de republicanos, ni para “morados”iv que se disfrazan también pero rinden vasallaje al Rey con la mirada puesta en las urnas. La Monarquía de Cuatro reyes y reinas (articulada a toda prisa para salvar de los tribunales a uno de ellos) ya es para el pueblo un centro de corrupción y una imagen de amenaza. Juan Carlos I es un franquista notorio y notable de crímenes de lesa humanidad no prescritosv; y Felipe VI un personaje dictatorial dispuesto a utilizar su “calidad de jefe de las Fuerzas Armadas” para amenazar a Cataluña y coaccionar al resto de los pueblos y naciones del estadovi.

El pueblo, fundamentalmente los jóvenes, irán recuperando la memoria de sus abuelosvii mientras el hambre y el frío arrecian, las colas de subsistencia se hacen interminables, y el paro, la desigualdad y la ostentación de los más ricos golpea y humilla. Los grandes robos de los banqueros, de los políticos, de los empresarios mafiosos, de la Monarquía y de la Iglesia, aparecerá como lo que es: un sistema capitalista incorregible e insalvable.

Todos ellos son tan corruptos como el sistema, como su carcomido “estado de derecho”, su garantía de los “derechos humanos, sociales y políticos, y su traída y negada “separación de poderes”, su artículo 155viii y el estado de excepción permanente.

Su Constitución flexible, antidemocrática y modificable a voluntad de los partidos y sin participación ciudadana, por el sistema bipartidista, se convertirán para nuestros jóvenes en una rapidísima lección de Historia.

Por un día, se verá la alegría y la ilusión pero también crecerá la rabia de la inmensa mayoría más pobre, y la cólera de los pocos poderosos que sientan ya sobre un poder resquebrajado y muy resbaladizo. Es ese mismo poder que les reclama honrar a Franco públicamente y amenazar al pueblo. Ambos sentimientos –la cólera y el temor- asoman ya por todos lados.

El Gobierno prefascista canta ya sus himnos de guerraix y moviliza a sus los grupos de extrema derecha mientras que los que no quieren oír ni ver, no ven ni oyen nada.

Cataluña volverá a tener un lugar preciso y de vanguardia en la historia de este país, al que llama con sus CDR,s y con sus cortes de autopistas y peajes, mientras los ministros cantan los himnos de la legión en las procesiones de Semana Santa y la ministra de Defensa amenaza con la intervención de las Fuerzas Armadas.

En este país hay y habrá presos políticos, si no le hacemos frente a ese fascismo heredado de la Transición y de un Régimen de cuarenta años.

Notas:

ihttps://www.diagonalperiodico.net/saberes/22582-conquista-y-esperanzas-la-segunda-republica-espanola.html

iihttps://www.google.es/search?q=manifestaciones+republicanas+espa%C3%B1a+14+de+Abril+2016&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=2ahUKEwiAqcOR_LbaAhXEkiwKHTS7A2AQ_AUoAnoECAAQBA&biw=1366&bih=637#imgrc=mooXQncDwVI6mM:

iiihttp://www.diariovasco.com/politica/201504/14/ayuntamiento-donostia-vuelve-colocar-20150414191318.html

vhttps://politica.elpais.com/politica/2017/10/20/actualidad/1508511703_995393.html

vihttps://politica.elpais.com/politica/2017/10/20/actualidad/1508511703_995393.html

viihttp://cadenaser.com/ser/2017/05/16/tribunales/1494928317_862368.html

viiihttps://www.eldiario.es/zonacritica/Rajoy-Catalunya-155_6_699640038.html

ixhttps://www.elperiodico.com/es/politica/20180330/ministros-zoido-catala-mendez-vigo-himno-legion-procesion-cristo-buena-muerte-malaga-6724646

Deja un comentario