El gueto de Varsovia fue el más grande de los guetos nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Fue establecido por las autoridades alemanas en noviembre de 1940; dentro del nuevo territorio del Gobierno General de la Polonia ocupada. En su apogeo, hasta 460.000 judíos fueron encarcelados allí, en un área de 3.4 km cuadrados, con un promedio de 9.2 personas por habitación, subsistiendo apenas con escasas raciones de comida.

El 26 de octubre, los judíos fueron movilizados como trabajadores forzados para limpiar los daños de las bombas y realizar otros trabajos forzados. Un mes después, el 20 de noviembre, se bloquearon las cuentas bancarias de los judíos polacos y cualquier depósito superior a 2.000 PLN. El 23 de noviembre, se ordenó a todos los establecimientos judíos que exhibieran una estrella judía en puertas y ventanas. A partir del 1 de diciembre, todos los judíos mayores de diez años fueron obligados a usar un brazalete blanco y el 11 de diciembre se les prohibió usar el transporte público.

Anachronistic map with borders of the Warsaw Ghetto in November 1940 (see interactive map), with location of Umschlagplatz for awaiting death trains

Por orden del gobernador del distrito de Varsovia, Ludwig Fischer , la construcción del muro del gueto comenzó el 1 de abril de 1940, rodeando el área de Varsovia habitada predominantemente por judíos. Las autoridades nazis expulsaron a 113.000 polacos étnicos del vecindario y ordenaron la reubicación de 138.000 judíos de Varsovia de los suburbios al centro de la ciudad.

Los alemanes cerraron el gueto de Varsovia al mundo exterior el 15 de noviembre de 1940. El muro que lo rodeaba tenía 3 m (9,8 pies) de altura y estaba coronado con alambre de púas . A los fugitivos les dispararon al verlos. Los policías alemanes del Batallón 61 solían celebrar fiestas de la victoria en los días en que un gran número de prisioneros eran fusilados en la cerca del gueto. 

Durante el primer año y medio, miles de judíos polacos, así como algunos romaníes de ciudades más pequeñas y del campo, fueron llevados al gueto, pero como muchos murieron de tifus y hambre, el número total de habitantes se mantuvo más o menos igual.

Deportación a Treblinka

Aproximadamente 100.000 presos del gueto ya habían muerto de enfermedades relacionadas con el hambre y de inanición antes de que comenzaran las deportaciones masivas en el verano de 1942. Los judíos en gueto fueron detenidos, calle por calle, con el pretexto de «reasentamiento», y marcharon al área de detención de Umschlagplatz. Desde allí, fueron enviados a bordo de trenes del Holocausto al campo de exterminio de Treblinka, construido en un bosque a 80 kilómetros al noreste de Varsovia. 

Aproximadamente 254.000 presos del gueto de Varsovia fueron enviados a Treblinka, y asesinados allí entre Tisha B’Av (23 de julio) y Yom Kippur (21 de septiembre) de 1942.

Himmler y el fin del Gueto de Varsovia

El 18 de enero de 1943, después de casi cuatro meses sin deportaciones, los alemanes entraron repentinamente en el gueto de Varsovia con la intención de realizar más redadas. El 16 de Febrero, Heinrich Himmler, miembro destacado del partido nazi, decidía que había que terminar con el gueto de Varsovia y asesinar a todos los judíos que lo poblaban.

En vísperas de la Pascua del 19 de abril de 1943, cuando una fuerza nazi compuesta por varios miles de soldados entró en el gueto, 2.000 soldados de las Waffen-SS bajo el mando de campo de Jürgen Stroop quemaron sistemáticamente los edificios del gueto, bloque por bloque, asesinando a cualquiera que pudieran capturar. La operación nazi terminó oficialmente a mediados de mayo, culminando simbólicamente con la demolición de la Gran Sinagoga de Varsovia el 16 de mayo.

Según el informe oficial, al menos 56.065 personas murieron en el lugar. El sitio del gueto se convirtió en el campo de concentración de Varsovia .