Trifón Medrano Elurba fue un dirigente comunista español, secretario de organización de las Juventudes Socialistas Unificadas y principal impulsor, junto con Santiago Carrillo, de la creación de dicha organización, fusión de Juventudes Socialistas y Comunistas.

En 1932 participó en el II Congreso de la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) en el que resultó elegido secretario general. Durante este periodo aprovecha para formarse políticamente en la Escuela Lenin de Moscú junto a la catalana Lina Odena.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

En 1934 inició los primeros contactos con las Juventudes Socialistas de España (JJSS) de cara la futura unificación de las dos organizaciones. En las conversaciones participarían por UJCE Trifón Medrano, Segismundo Álvarez y Fernando Claudín , y por las JJSS Federico Melchor , Segundo Serrano Poncela y Santiago Carrillo . Como resultado de las conversaciones nacerían las Juventudes Socialistas Unificadas en 1935.

El 6 de febrero de 1936 fue detenido por orden del gobernador civil después de hacer un mitin en La Solana ( Ciudad Real ) para acusar al gobierno republicano de asesinar mineros en la revuelta de Asturias de 1934 . En las elecciones generales de 1936 formó parte de la candidatura del Frente Popular por la provincia de Ciudad Real representando al PCE. Obtuvo 79.329 votos, pero no fue escogido.

El 5 de abril de 1936 participó en el Mitin de Las Ventas con José Díaz, Largo Caballero y Carrillo anunciando la unificación de las dos organizaciones y la futura unificación del PSOE y del PCE ejemplo del PSUC en Cataluña, que no llegaría a consumarse.

Trifón Medrano

Golpe de estado 

El golpe de estado sorprendió a Medrano en París, donde había ido con Carrillo y José Laín a entrevistarse con el delegado del IJC, Raymond Guyot. Junto con Luis Araquistáin y Rodolfo Llopis intentaron volver a España tras un viaje vía Gallarta hasta Madrid. Poco después marchó a Torrelavega , donde se incorporó a una columna que intentaba recuperar Aguilar de Campoo y abrir una ruta hasta Madrid. La ofensiva fracasó y marchó a Bilbao, donde se entrevistó con Juan Astigarrabía, jefe del Partido Comunista de Euskadi. Después se incorporó a un batallón de Otxandio y volvió a Madrid vía Puigcerdà.

En noviembre de 1936 se incorporó al Quinto Regimiento y participó en el Congreso Provincial de la JSU de Alicante y el Congreso Nacional de la JSU en Valencia de enero de 1937, en la que fue confirmado en su cargo. En febrero marchó hacia Bilbao con el fin de organizar las JSU.

La muerte de Trifón Medrano

El 17 de febrero de 1937, mientras se hallaba inmerso en una gran campaña de propaganda por el norte del país, murió junto con Luis Rodríguez Cuesta y Agustín Zapiraín Aguinaga (secretario de organización de la JSU en Euskadi) a causa de la explosión accidental de un proyectil en el edificio de la Unión y el Fénix en la calle Arenal número 3 de Bilbao donde celebraban una reunión.

Noticia de la muerte de Medrano y fotografía de la placa en la plaza de Lavapiés

El proyectil estaba sobre la mesa como un trofeo traído del frente, algo que era frecuente. Todos lamentaron su pérdida, incluso los libertarios. Las Juventudes Libertarias enviaron su pésame y emitieron un comunicado que terminaba diciendo: «En esta hora trágica para todos, en que la muerte nos va arrebatando nuestros mejores compañeros, os enviamos nuestro más sentido pésame, al mismo tiempo que prometemos vengar a todos los que cayeron en defensa de la libertad del suelo español. Os reiteramos nuevamente nuestro sentimiento, quedando vuestros y de la causa revolucionaria».

La prensa de la época y Medrano

Así relataba el periódico «Ahora» el homenaje multitudinario que se llevaría a cabo en el Monumental Cinema (hoy Teatro Monumental), en el número 65 de la calle Atocha, fue importante y multitudinario, y que concluiría en la plaza de Lavapiés, la cual se convertiría en la plaza Trifón Medrano:

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Plaza de Trifón Medrano

La comitiva que homenajeó a Medrano llegó hasta la plaza de Lavapiés, donde se había criado Medrano. Tras unas breves palabras desde un balcón próximo se descubrió su placa, una iniciativa de la J.S.U. del sector Sur. Se mantuvo hasta el final del asedio a la capital.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

DEJA UNA RESPUESTA