El aumento de casos de coronavirus en Lleida ha llevado a la Generalitat a pedir que la región no pase a la fase 2. Un giro inesperado provocado por un repunte de casos en residencias, empresas agroalimentarias, personal sanitario y los invitados a una fiesta de cumpleaños.

El Departament de Salut ha informado que este repunte supone un aumento del 215% de los casos. Mientras que del 7 al 13 de mayo se detectaron 45 casos nuevos en la región de Lleida, del 14 al 21 se detectaron 142.

Hay más datos que justifican esta prudencia en el cambio de fase. El 11 de mayo la tasa de incidencia acumulada era de 12,1 contagios por 100.000 habitantes. Once días después, cuando Lleida estaba ya en fase 1, esa tasa se disparó hasta 42,7 casos por 100.000 habitantes.

A la fiesta de aniversario acudieron 20 personas, aunque la concentración máxima permitida era de 10 personas. Cuatro de los asistentes eran positivos y todos los demás acabaron contagiados.

La noticia del cumpleaños coincidió con un acta levantada a la discoteca Biloba, también en LLeida, por celebrar el sábado una fiesta con 26 personas. Biloba recurrirá la denuncia asegurando que tiene licencia de bar con terraza por lo que podría abrir en la fase 1 y además señala que esas 26 personas estaban en un recinto al aire libre con capacidad para más de mil personas y que estaban tomando las medidas de seguridad necesarias. En esa fiesta no hay constancia de que alguno de los participantes estuviese contagiado.

El foco entre trabajadores de industrias agroalimentarias podría haberse dado por la presencia continuada de personas y las instalaciones a baja temperatura que favorecen la propagación del virus. Por el momento diez mataderos serán investigados por la Generalitat durante el proceso de trazabilidad, aunque por ahora no hay motivos para pensar en negligencias. Fernando Simón señaló que los positivos en mataderos no preocupan en este momento.

En los últimos días Lleida también ha registrado un repunte de casos en algunas residencias de mayores en las que no solo se han contagiado ancianos sino también sanitarios.

Marc Ramentol, director general de Professionals de la Salut tratando de quitar hierro al asunto ha dicho a la emisora RAC1: «Si fuese una situación grave, se habrían tomado otras medidas, más allá de mantener la fase 1».

Lo cierto es que Lleida ha dado un paso atrás y será en los próximos días cuando se determine el grado de responsabilidad de la fiesta de cumpleaños, la discoteca o las industrias agroalimentarias.