En 2019, acabarán el año como agricultores y ganaderos menos personas de las que lo empezaron. Concretamente, un 2,5% menos de perceptores de ayudas PAC que en 2018. Menos productores de alimentos y además más pobres terminan un año “para olvidar”, a juicio de la organización agraria UPA. “O tal vez para recordar muy bien”, reflexionan, “y así tratar de corregir las situaciones que nos llevan a acabar 2019 con un balance tan negativo”.

Según la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, la parálisis política en España, motivada por los múltiples procesos electorales y la falta de acuerdo para formar Gobierno; y en Europa, debido al interminable Brexit, han perjudicado considerablemente al sector. “Las reformas urgen, cada día más, pero la inacción y el bloqueo políticos las hacen inviables”, han declarado.

A falta de confirmación de los datos oficiales de renta agraria, UPA prevé que los agricultores y ganaderos serán considerablemente más pobres en este 2019, a causa de los bajos precios, los altos costes y las “nefastas condiciones meteorológicas”.

Empoderamiento agrario y orgullo rural

UPA ha señalado como una de las pocas notas positivas en este 2019 el “empoderamiento” de los agricultores y ganaderos que “hacen gala cada vez más de un marcado orgullo rural”. Un valor imprescindible, a su juicio, para “no resignarse y seguir luchando por su futuro”. Las reivindicaciones de la España vaciada, en las que los agricultores y ganaderos tienen un papel protagonista, se han escuchado en el último año con especial fuerza.

Reivindicaciones que UPA ha anunciado que volverá a liderar en este 2020. Un año que se prevé “caliente”, con movilizaciones generalizadas en toda España y para todos los sectores. “La situación es límite para cientos de miles de productores. La urgencia es tal que no podemos esperar más. No es una amenaza, es una certeza”, aseguran desde esta organización.

Los agricultores y ganaderos han seguido trabajando “a pesar de las dificultades”, produciendo cada vez con mayores grados de excelencia y sostenibilidad, pero sus cuentas de resultados “no aguantan más”. “Esperamos que 2020 sea recordado como el año del desbloqueo político, de la puesta en marcha de medidas para lograr precios justos y aquel en el que la lucha contra el despoblamiento dé un paso adelante definitivo”, han concluido.


► Balance de 2019 por sectores