Hasta 243 miembros del clero y del personal laico en Colonia (Alemania) identificados como abusadores de menores. Alrededor del 50 por ciento de los casos, que sucedieron entre 1946 y 2018, están relacionados con la violencia sexual y el 55 por ciento, con niños menores de 14 años. También se identificó a más de 300 víctimas, la mayoría de ellos varones abusados antes de 1975, detalla Der Spiegel.

Se trata de un auténtico escándalo en forma de informe que ha salido a la luz tras cinco meses de investigación, cientos de presuntos abusadores de niños y sus víctimas han sido identificados en un informe independiente de 800 páginas sobre los abusos ocurridos durante décadas en la Arquidiócesis Católica Romana de Colonia. La Arquidiócesis de Colonia encargó la investigación al bufete de abogados alemán Gercke Wollschläger luego de haber sido acusada de suprimir informes anteriores sobre décadas de abuso infantil. El informe encontró 75 casos en los que ocho funcionarios de alto rango no hicieron su trabajo de ya sea darle seguimiento a las acusaciones, reportar o sancionar casos de presunto abuso sexual del clero y despedir a empleados de la Iglesia, así como no atender a las víctimas. Al menos dos clérigos serán destituidos de sus cargos después de la publicación del texto y varias “figuras de alto rango de la iglesia” han sido señaladas por incumplir con su deber e intentar encubrir las acusaciones.

Encubrimiento

Rainer Woelki, cardenal y arzobispo de Colonia, declaró que los casos denunciados le “afectan profundamente” y agregó: “Clérigos son culpables de infligir violencia a personas que confiaron en ellos, y en muchos casos sin ser castigados por ello”.
Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA