Asamblea Abolicionista de Madrid

A pocas fechas de las elecciones generales, los partidos políticos vuelven los ojos hacia el Movimiento feminista. No ha pasado desapercibida la capacidad de convocatoria de las organizaciones de mujeres, ni tampoco los mínimos que el feminismo exige a los partidos si quieren contar con su voto. Con esa premisa, el pasado 11 de abril, se presentaba a los cuatro partidos mayoritarios el Manifiesto feminista ante las elecciones del 28A. En el documento, 200 plataformas feministas entre las que se encuentra la Asamblea Abolicionista de Madrid suscribían un programa de 83 puntos con las principales demandas del movimiento para la agenda política de la nueva legislatura. En este acto, además de la presentación del documento, se interpeló a los partidos sobre sus posturas acerca de temas tan vitales para los derechos de las mujeres como la brecha salarial, la educación sexual en las escuelas, la violencia de género y por supuesto la prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler, tres de los cuatro ejes principales sobre los que trabaja la Asamblea Abolicionista.

Compuesta por más de 100 mujeres de distintas generaciones -desde adolescentes a feministas históricas en la lucha-, la AAM surgió como una respuesta al intento constante de normalización de la mercantilización de los cuerpos de las mujeres en cualquiera de sus formas: prostitución, vientres de alquiler y pornografía. En la tergiversación interesada de los discursos de la libre elección, cobraban un papel protagonista las incursiones del lobby proxeneta en el movimiento feminista. Han sido   constantes los intentos de capitalización del movimiento feminista con los que OTRAS y Aprosex disfrazaban de revolucionario su interés por lucrase de la feminización de la pobreza. El feminismo nunca ha estado dividido, porque no hay nada feminista en la comercialización de los cuerpos de las mujeres como objetos de consumo ni en la violencia sexual que conlleva la prostitución.

Tal y como queda reflejado en el Manifiesto feminista ante las elecciones del 28A, el movimiento tiene la obligación de denunciar la incompatibilidad de los modelos regulacionistas con una sociedad igualitaria. La experiencia habla por sí misma. En países como Alemania, donde se aplica un modelo regulacionista desde 2002, la demanda de prostitución se ha incrementado un 40%, las condiciones de las mujeres prostituidas han empeorado hasta extremos y las calles se han llenado de flyers que anuncian tarifa plana de cerveza, salchichas y mujeres a precio módico en los macroburdeles surgidos. A pesar de que la trata siga constituyendo un delito, es mucho más difícil detectarlo cuando los traficantes de mujeres y niñas pueden camuflarse como empresarios hoteleros y de ocio. Las supervivientes alemanas exigen la abolición de la prostitución en un país donde el comercio con mujeres mueve 14.000 millones anuales. Pueden consultarse otros datos y estadísticas en este artículo sobre el modelo alemán con los datos de la Doctora alemana Igeborg Kraus.

Es cínico pensar que hay elección en la precariedad igual que lo es negar que la demanda de prostitución es el origen de la trata de mujeres y niñas. La prostitución vulnera el derecho a la integridad física y psicológica de las mujeres y atenta contra una verdadera sociedad democrática en la que el Estado debe intervenir con planes de salida que incluyan recursos laborales y formativos y atención psicosocial para las prostituidas. La regulación de la prostitución legitima además la idea patriarcal de que el deseo sexual de la mujer en una relación sexual es prescindible y el mero consentimiento negociable, en este caso por un intercambio de dinero, amparándose en el paradigma neoliberal en el que el dinero tiene el poder de comprarlo todo.

En esa misma línea, tampoco es posible separar la pornografía, cuyos contenidos se basan en humillar y dominar mujeres, del auge de la violencia sexual en un país donde se denuncia una violación cada cinco horas. Con la pornografía, el dolor de la mujer constituye en sí mismo una parte fundamental de la erotización masculina en una sociedad donde a los mismos hombres que se masturban legítimamente viendo violaciones se les dice que violar es delito. Desde 2016, se han contabilizado más de 101 manadas, muchas de ellas constituidas por hombres menores de edad. Cabe recordar, para despejar cualquier duda, que el vídeo más buscado en páginas pornográficas en aquel año no fue otro que la violación grupal de San Fermín.  La Asamblea Abolicionista de Madrid, insiste además en la importancia de eliminar la pornografía que prepara para consumir prostitución y que influye de manera determinante en la educación de la población más joven, haciéndoles relacionarse de manera desigual, con un grave desconocimiento de la sexualidad. Es de todo punto urgente que se incluya esta perspectiva para conseguir una educación afectivo-sexual.

Y si el lobby proxeneta y la prostitución son industrias millonarias en España, los vientres de alquiler no se quedan atrás a pesar de ser oficialmente ilegales en nuestro país. Es fundamental bloquear iniciativas regulacionistas como la que C´s lleva en campaña y acabar con las agencias intermediarias que ofrecen sus servicios alquilando mujeres en situaciones de vulnerabilidad económica en otros países. No hay igualdad en una sociedad donde se enseñan catálogos de mujeres obligadas a alquilar su cuerpo para sobrevivir. El movimiento feminista debe acabar con la idea del falso altruismo, incidir en que la paternidad no es un derecho y recordar que, además de atentar contra los derechos de las mujeres explotadas, el acto en sí constituye un delito de tráfico de personas. Para evitar que se siga favoreciendo el alquiler de vientres, las feministas pedimos la anulación de la Instrucción del 5 de octubre de 2010 , de la Dirección General de los Registros y del Notariado, sobre el régimen registral de la filiación de los nacidos mediante gestación por sustitución.

La dignidad de las mujeres, esto es, de más de la mitad de la población, que paga sus impuestos igualmente, no se puede menoscabar de esta, ni de ninguna de las demás formas que suponga comercio con nuestros cuerpos.

Los partidos políticos no pueden seguir aplazando sus respuestas, bajo el argumento de que la amenaza de partidos reaccionarios tiene un interés superior, ni admitimos ser moneda de cambio en sus negociaciones.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario