Thomas Woodrow Wilson, fallecido un 3 de febrero de 1924, fue el vigésimo octavo presidente de Estados Unidos, que asumió el cargo desde 1913 a 1921. Wilson fue el primer presidente en un siglo en dirigirse directamente al Congreso. Asimismo, fue el primero en impulsar el sufragio universal directo para la elección de los senadores.

Su idea del gobierno predicaba la necesidad de segregar a la población en distintas clases según su poder económico y cultura, separando una élite poderosa, «moral» y con capacidad era la que debía ocupar el poder en detrimento; separándola de la mayoría de la población, siendo así la garantía de la democracia liberal.

En 1917 instauró el servicio militar obligatorio, un servicio que no había tenido los Estados Unidos desde la guerra de Secesión. Aquel mismo año instauró una de las leyes más ambiciosas de sus mandatos, la prohibición de fabricación, transportes y venta de alcohol, iniciándose así la Ley seca.

Princeton to remove Woodrow Wilson's name from policy school - BBC News

Wilson y el intervencionismo

Wilson fue autor de los llamados Catorce puntos, una serie de propuestas para crear unos nuevos objetivos bélicos defendibles moralmente para la Triple Entente, que pudiesen servir de base para negociaciones de paz con los Imperios Centrales. Asimismo, fue iniciador de la idea de la Sociedad de Naciones, y quien inmediatamente después del fin de la Primera Guerra Mundial propuso un orden internacional fundado sobre los principios del idealismo y del liberalismo.

Su presidencia estuvo marcada por el intervencionismo hacia Iberoamérica dando lugar así al hoy conocido como Idealismo Wilsoniano o Idealismo en política internacional. Este consistía en asegurar que los gobiernos extranjeros «interesantes» (importantes para los intereses de los Estados Unidos) debían ser depositados en manos de los «buenos», es decir, favorables a aquellos intereses, aunque estos no fuesen más que la representación de una minoría de la población.

En 1914 invadió México para hacer dimitir el general golpista Victoriano Huerta y poner en su lugar al revolucionario Venustiano Carranza; en 1915, Haití una vez asesinado el presidente Sam, aprovechó la confusión general para desembarcar tropas y empresas estadounidenses; en 1916, la República Dominicana para establecer el orden, hasta 1924, dejando un gobierno afín que abriría las puertas a las inversiones estadounidenses, luego de haber fracasado en el Congreso la propuesta de anexión presentada por John Calvin Coolidge.

President Woodrow Wilson's Economic Policies

Wilson y el Ku Klux Klan

Wilson era gobernador de Nueva Jersey cuando se convirtió en presidente en 1913, pero había nacido en Virginia y se había criado en Georgia y Carolina del Sur. Fue, señala el historiador William Keylor, el primer sureño elegido para la presidencia desde Zachary Taylor en 1848.

Los racistas del sur, en consecuencia, se alegraron de su elección. «Washington se vio inundado de juerguistas de la Antigua Confederación, cuya gente había soñado durante mucho tiempo con un regreso a los días de gloria de Washington, Jefferson, Madison y Monroe, cuando los caballeros del sur gobernaban el país», escribe Keylor. «Los gritos rebeldes y los acordes de ‘Dixie’ resonaron por toda la ciudad».

El propio Wilson era descendiente de soldados confederados y se identificaba profundamente con la narrativa de la «Causa Perdida», según la cual la Confederación era un gobierno de hombres nobles que intentaban preservar una forma de vida agraria decente contra los toscos industriales del Norte, en lugar de un movimiento separatista. basado en la supremacía blanca.

Woodrow Wilson downplayed the 1918 pandemic then kept secret his affliction from influenza | The Milwaukee Independent

El historiador Wesley Moody describe el libro más famoso de Wilson como académico, A History of the American People, como «impregnado de la mitología de la Causa Perdida».En general, el libro simpatizaba con el Ku Klux Klan, describiéndolos como «hombres medio proscritos, negados al sufragio, sin esperanza de justicia en los tribunales, que pretendían utilizar estos medios para hacer sentir su voluntad».

La siguiente cita del libro incluso se abrió paso en El nacimiento de una nación , la infame característica de DW Griffith que valoriza al Ku Klux Klan como salvadores del Sur:

 

Según Gerstle (2008, p. 104) cuando Wilson era joven, se había opuesto vigorosamente a la política de la Reconstrucción, y, como presidente, revivió las políticas de segregación racial en el gobierno federal, por primera vez desde el fin de la Guerra de Secesión.

La película El nacimiento de una nación, famosa por su mensaje supremacista blanco, fue la primera en proyectarse en la Casa Blanca según Stokes (2007, p. 111). Puesto que el presidente mantenía el luto por la muerte de su esposa no deseaba salir de la Casa Blanca para eventos de ocio, por lo que la cinta de D.W. Griffith fue proyectada en la Sala Oeste para verla Wilson, su hija y algunos miembros de su gabinete, incluida la cita del propio presidente sobre la raza blanca y la negra.

En 1914, un grupo de profesionales negros dirigido por el editor de un periódico y ex alumno de Harvard, Monroe Trotter, se reunió con Wilson para protestar por la segregación. Wilson informó a Trotter : «La segregación no es humillante, sino un beneficio, y ustedes, caballeros, deberían considerarlo así».

Cuando Trotter insistió en que «es insostenible, en vista de los hechos establecidos, sostener que la segregación es simplemente para evitar fricciones raciales, por la sencilla razón de que durante cincuenta años los oficinistas blancos y de color han estado trabajando juntos en paz, armonía y amabilidad». «, Wilson lo amonestó por su tono:» Si esta organización alguna vez va a tener otra audiencia ante mí, debe tener otro portavoz. Tu manera me ofende … Tu tono, con su trasfondo de pasión «.

El racismo de Wilson no fue cuestión de unos pocos comentarios desafortunados aquí o allá. Era una parte fundamental de su identidad política, como lo indicaban tanto sus políticas anti-negras como presidente como sus escritos antes de asumir el cargo.