En los últimos días, tanto desde las instituciones, como desde los diferentes posicionamientos políticos y sociales se ha hecho hincapié en la necesidad de una mejora de la asistencia psicológica, pública y gratuita.

Al respecto, Quique Peinado, mordazmente, tuiteaba que existen otras cosas buenas que «puede hacer el Gobierno para la salud mental de la gente, aparte de mejorar la sanidad pública».

Por un lado, «bajar los alquileres». Por otro, «subir el salario mínimo». Y en tercer lugar, «que las vacaciones sean vacaciones».

En los últimos años se han implementado políticas económicas neoliberales a nivel mundial, con flexibilización de las relaciones laborales y desarrollo de empleos en condiciones precarias, que pueden afectar la salud mental.

Además, el problema de la vivienda sigue latente desde que estallara allá por el 2008.

QUIQUE PEINADO

El tuit tiene miles de respuestas en las que se aplaude la declaración de Peinado, aunque los usuarios han añadido otros complementos materialistamente necesarios para tal fin.

«Que exista una verdadera red de prevención, detección y atención en salud mental. Actualmente es una risa y se nos dispara», advertía una usuaria.

«Añado acabar con el abuso de temporalidad», reclamaba otro usuario.

«En las próximas elecciones será todavía más importante revisar el programa político de los partidos y ver quien incluye realmente estas medidas y dejarnos de falsas promesas de felicidad y libertad ¿No?», advertía Ángel Fernández.

2 Comentarios

  1. No hace falta ser muy listo para llegar a esa conclusion lo sabemos todos y lo apoyamos lo que pasa es que nadie se atreve a decirlo porque se cree que le van a tomar por loco y es mejor decir otras chorradas y palabrerías para entretener al personal y no percibír la realidad como hacen los políticos. El caso es no ir a solucionar el problema real. Esto es España

DEJA UNA RESPUESTA