30 de julio, Día Mundial contra la Trata: la vergonzosa indiferencia

La guerra, el cambio climático, los desastres naturales y la pobreza exacerban la vulnerabilidad y la desesperación que permiten que el tráfico de personas prospere