Los accidentes mortales siguen registrando cifras altísimas en nuestro país. En los 7 primeros meses del año se registraron 785.979 accidentes, un 1,5% más que en el mismo periodo del 2018. De ellos, 369.534 causaron baja, lo que supone un aumento del 5% en relación al año anterior.

La mayor parte de estos accidentes ocurrieron durante la jornada laboral y 48.783 fueron accidente in itinere, aumentando casi un 2%. Entre los asalariados y según gravedad, se registraron 2.082 accidentes graves, 46 menos que en el mismo periodo del año anterior (-2,2%).

Aunque los accidentes sin baja siguen siendo más numerosos que los que causan baja, éstos descendieron un 1,3% respecto al mismo periodo de 2018.

En cuanto a los accidentes mortales, 371 trabajadores y trabajadoras han fallecido durante los primeros siete meses del año, 21 menos que hasta julio de 2018, lo que supone una reducción del 5,4%. Del total de fallecimientos, 292 ocurrieron durante la jornada de trabajo y 79 fueron in itinere.

Por sectores de actividad y entre asalariados, hasta el mes de julio, fallecieron 120 trabajadores en el sector servicios, descendiendo los fallecimientos en 41 (- 25,5%). La mayor bajada en valores relativos la registra el sector agrario (fallecieron 20 personas, 9 menos que en 2018, lo que supone un – 31%).

La Industria también registra un descenso en las muertes por causas laborales: han fallecido 51 trabajadores, 7 menos que en el mismo periodo de 2018.

Por el contrario, en el sector de la construcción se incrementa el número de accidentes mortales. Murieron 64 trabajadores, 12 más que en el mismo periodo del año anterior, lo que supone un incremento del 23,1%.

Las causas más frecuentes de muerte por accidente de trabajo durante la jornada laboral entre asalariados han sido los infartos o derrames cerebrales con 103 fallecimientos y los accidentes de tráfico con 45.

El índice de incidencia de los accidentes mortales ocurridos durante la jornada de trabajo entre asalariados ha disminuido en un 17,5%, pero analizándolo por sectores de actividad se observa que el único sector en el que aumenta es la construcción (+13,9%).

UGT busca visibilizar las graves consecuencias que tiene la siniestralidad laboral para los trabajadores y trabajadoras y sus familias, por lo que exigen extremar la prevención de riesgos laborales en las empresas, y que haya más efectivos de la Inspección de Trabajo, que vigilen el cumplimiento de la normativa en esta materia. Es esencial poner en marcha el tercer plan de acción de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020 para acabar con la lacra de la siniestralidad laboral.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario