Al menos 38 yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) han muerto en los ataques recientes en el marco de la reanudación de la ofensiva de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos, que sufrió tres bajas, contra el último enclave de los radicales en Siria, indicaron hoy las milicias kurdas.

“Nuestras fuerzas combatieron contra los terroristas en más de un eje y la comandancia confirma la muerte de 38 terroristas”, escribió en su cuenta de Twitter el portavoz de las FSD, Mustafa Bali.

La aviación ha realizado 20 incursiones aéreas en Al Baguz, último reducto del EI, que ha causado la destrucción de un “número de vehículos militares, de refugios, dos depósitos de municiones y de un centro de comandancia” del EI, apuntó Bali.

El portavoz no precisó si “la aviación” pertenece a la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que apoya a las FSD en la ofensiva.

Durante estas últimas horas se ven continuamente columnas de humo en Al Baguz tras reanudar una ofensiva que comenzó hace un mes y que se ha paralizado en diferentes ocasiones por la presencia de civiles en la zona, fronteriza a Irak.

Bali afirmó que los terroristas han contraatacado y han lanzado dos misiles de seguimiento térmico en dos ejes de Al Baguz, lo que ha provocado la muerte de 3 miembros de las FSD y 10 han sufrido heridas.

Las FSD, grupo en el que combaten árabes y kurdos, tienen cercados por tres frentes a los radicales, excepto el lado situado junto a la orilla del río Éufrates, por el que los extremistas no tendrían escapatoria porque en la otra ribera se encuentra el Ejército sirio.

Miles de combatientes se han rendido y entregado en los últimos días debido a la presión ejercida por las FSD y también a las órdenes de los líderes del EI, que habrían decidido dejar marchar a sus parientes y miembros heridos o incapaces de luchar hasta el final.

Al Baguz es la última localidad que está en manos del grupo radical, después de que haya perdido todos sus dominios en Siria, donde aún tiene presencia en algunas zonas desérticas del centro del país.

De esta forma, el “califato” proclamado por el EI en partes de Siria y en Irak el 29 de junio de 2014 se ha visto reducido a pocos centenares de metros en Al Baguz.

Deja un comentario