Xan Pereira Castro

El error de unos pocos cientos de votantes del partido ultraderechista Verdaderos Finlandeses a la hora de emitir su voto impidió a la formación empatar en número de escaños con los socialdemócratas en las elecciones de Finlandia celebradas el pasado fin de semana.

Según publica la prensa local, alrededor de 400 votantes de la ultraderecha en el distrito electoral de Uusimaa, la región que rodea Helsinki, se equivocaron al votar y dieron su apoyo sin querer al Partido Comunista de Finlandia (SKP).

De no ser por este error, la ultraderecha hubiese logrado un diputado más en este distrito y hubiera empatado con los socialdemócratas a 40 escaños.

«Es increíble que haya gente tan estúpida como para votar a Wahrman. Eso nos costó a los Verdaderos Finlandeses unos 400 votos, con los que hubiéramos conseguido un séptimo diputado por Uusimaa», se quejó Halla-aho ante la ejecutiva de su partido, según el diario Helsingin Sanomat.

El error llegó cuando los votantes escribieron en la papeleta el número 98, correspondiente al líder de la ultraderecha, sin darse cuenta de que Halla-aho no concurría por Uusimaa sino por el distrito electoral de Helsinki. De esta forma, el afortunado candidato por Uusimaa con el número 98, el comunista Kalevi Wahrman, recibió 483 votos, frente a los 49 que consiguió en 2015.

La casualidad, que a veces tiene sentido del humor, hizo de esta forma que este grupo de ultraderechistas votasen como al partido situado en el otro extremo del espectro político y que representa los valores contrarios a su pensamiento. Al partido de ultraderecha le faltaron solo 302 votos para arrebatar a los conservadores el último escaño por Uusimaa en liza.

1 Comentario

Deja un comentario