Las autoridades de la Franja de Gaza, bajo el control del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), anunciaron este domingo que un grupo de 41 palestino-españoles ha recibido autorización para abandonar el enclave. Esta medida se llevará a cabo este lunes a través del paso de Rafah, ubicado en la frontera con Egipto.

La Autoridad General para Cruces y Fronteras en la Franja de Gaza, perteneciente al Ministerio del Interior gazatí, emitió un comunicado a través de su cuenta en la red social Facebook, detallando que estos palestinos con pasaporte español se suman a más de 500 extranjeros que también podrán abandonar la Franja. Según el comunicado, se requiere que estén presentes en el cruce a las 7:00, hora local (6:00 en Madrid).

Este diverso grupo incluye a 103 ciudadanos palestinos con doble nacionalidad rusa, tres ciudadanos británicos, 69 jordanos, 112 marroquíes, 13 palestino-neerlandeses, 80 sueco-palestinos, ocho con pasaporte peruano y 101 con documentos de Estados Unidos.

41 palestino-españoles podrán salir de Gaza este lunes
41 palestino-españoles podrán salir de Gaza este lunes

El paso de Rafah, que se abrió por primera vez desde el 7 de octubre el 2 de noviembre, tiene como objetivo facilitar la evacuación de heridos y permitir la salida de ciudadanos extranjeros. Anteriormente, se había abierto en varias ocasiones, pero únicamente para el ingreso de ayuda humanitaria a Gaza.

Es importante señalar que la Franja de Gaza está sometida a un bloqueo por parte de Israel y actualmente es el escenario de una ofensiva militar en respuesta a los ataques llevados a cabo por Hamás el 7 de octubre, que resultaron en la pérdida de alrededor de 1.200 vidas y más de 240 secuestrados, según las autoridades israelíes.

Las autoridades en Gaza han afirmado que los ataques israelíes han provocado más de 11.100 muertes, incluyendo a más de 4.800 niños. Además, 172 palestinos han perdido la vida a manos de las fuerzas israelíes o en ataques perpetrados por colonos en Cisjordania y Jerusalén Este. La situación en la región sigue siendo delicada, y la apertura del paso de Rafah brinda un respiro temporal para aquellos que buscan abandonar la zona en medio de la crisis.

DEJA UNA RESPUESTA