El día 31 de octubre se celebra una de las fiestas más populares en todo el mundo: Halloween. También conocida como Víspera de Todos los Santos, Noche de los Muertos o Noche de las Brujas, durante este día recordamos a los fallecidos, nos disfrazamos para ahuyentar a los espíritus malignos y comemos dulces tradicionales. En los últimos años esta fiesta se ha puesto muy de moda, pero no necesitamos gastar mucho para pasar una noche inolvidable. ¿Cómo podemos celebrar Halloween con poco dinero?

1. Haz tus propias decoraciones

Durante estas semanas encontramos las tiendas llenas de complementos para decorar nuestra casa. Pero hacer nuestras propias decoraciones no solo es más barato, sino que también puede ser muy divertido, especialmente si tenemos niños pequeños.

Solo necesitamos cartulinas de colores, velas, goma EVA, cuerdas, globos, rotuladores… Además, también podemos comprar una calabaza en un supermercado y divertirnos tallando un dibujo escalofriante.

2. Prepara tus propios dulces y platos espeluznantes

Los dulces caseros no solo están más ricos, ¡también son más sanos! Hay montones de recetas que podemos hacer estos días: bizcocho de calabaza con ratones de chocolate, tartaletas de manzana con forma de momia, galletas… Hay moldes temáticos que podemos usar para hornear nuestras galletas, aunque también se pueden decorar con azúcar o fondant de colores.

Además, si vamos a montar una fiesta, hay muchos platos inspirados en Halloween que podremos elaborar por poco dinero. Salchichas en forma de dedos, nachos con guacamole con la forma de un cementerio, crema de calabaza con decoración de telarañas, escobas de bruja hechas con queso… En las páginas web de recetas hay montones de ideas sencillas y divertidas.

3. Noche de películas de miedo en casa

No necesitas gastar dinero para pasar una espectacular noche de miedo en casa. Tan solo hace falta un bol de palomitas, un par de pelis de terror y la compañía de nuestra familia o amigos. Y, si no nos va mucho el cine de miedo, tenemos la posibilidad de elegir películas para todos los públicos, como Casper o un clásico como Gremlins.

4. Disfrázate

Disfrazarse no siempre significa gastar dinero. Algunas opciones baratas son hacer nuestros propios disfraces con lo que tenemos en casa o acudir a una tienda especializada.

Hoy en día venden disfraces completos muy económicos. Y si necesitamos dinero siempre podemos recurrir a los préstamos rápidos online de NEXU. Hasta 300 euros pueden estar en nuestro bolsillo en los próximos 15 minutos si enviamos ahora la solicitud.

5. Cuenta historias de miedo

Una de las actividades más tradicionales de Halloween es contar cuentos de terror sentados en el suelo. Podemos ambientar nuestra historia con velas, música inquietante, susurros y un ambiente oscuro.

DEJA UNA RESPUESTA