Francisco Correa, líder de la trama Gürtel, ha sido condenado a 6 años y 9 meses de cárcel y el ex director de Comunicación de AENA, Ángel López de la Mota, a otros cinco años por prevaricación, fraude a las administraciones públicas, cohecho activo continuado y falsedad documental por la adjudicación irregular de contratos de la empresa pública a las sociedades de la trama.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condena además al contable del Grupo Correa José Luis Izquierdo a tres años y tres meses de prisión, y al número dos de Comunicación en AENA con De la Mota, José María Gavarri, a cinco años, por 2,2 millones de euros en contratos adjudicados irregularmente entre los años 2000 y 2002.

Según expone la sentencia, la tercera sobre el caso Gürtel, Correa desplegó una actividad comercial dirigida a la organización de eventos relacionados con la prestación de determinados servicios, fundamentalmente dirigidos al Partido Popular, organizando actos y campañas electorales así como a la contratación con las administraciones públicas.

De acuerdo a los hechos probados, Correa, «a fin de enriquecerse ilícitamente con cargo a fondos públicos mediante contratos celebrados entre AENA y sus sociedades con vulneración de la normativa administrativa» contactó con De la Mota cuando fue nombrado dircom de la gestora aeroportuaria, pues le conocía por su pasado en el Partido Popular.