Unas 70.000 personas piden en Bilbao el fin de la dispersión de los presos de ETA

Unas 70.000 según la Policía Municipal se han manifestaron ayer en Bilbao para pedir cambiar la política penitenciaria que se aplica a los reclusos de ETA.

La manifestación, que la plataforma Sare suele organizar en enero bajo el lema “Orain Presoak” (“Ahora los presos”), ha contado este año con la adhesión de EH Bildu, Podemos Euskadi y Ezker Anitza-IU, además de formaciones independentistas catalanas como ERC y la CUP, y el apoyo de los sindicatos CCOO y UGT, que se han sumado a los habituales de LAB y ELA.

La marcha ha estado encabezada por dos pancartas con el lema de la manifestación. La primera la han portado familiares de presos de ETA, y la segunda miembros de Sare, la pareja del político catalán preso Quim Forn, el filósofo Javier Sádaba y la expresa etarra cuyo hijo fue agredido por su padre, Sara Marjarena.

En la movilización han participado los líderes de los partidos de EH Bildu, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá; y la parlamentaria de la CUP Natalia Sánchez, entre otros. El PNV no ha apoyado el acto y no se ha visto a ningún dirigente o cargo público de la formación en lugares destacados.

La manifestación ha recorrido durante un hora el centro de Bilbao, desde la plaza de La Casilla hasta el Ayuntamiento, donde Sádaba ha leído el manifiesto del acto. En la localidad vascofrancesa de Baiona se ha celebrado a la misma hora otra manifestación similar, aunque con menor asistencia.

El portavoz de Sare Joseba Azkarraga ha declarado durante la marcha que se trata de una reivindicación de “derechos humanos” y una manifestación de “decenas y decenas de miles de personas” que “al margen de ideologías quieren avanzar hacia escenarios de convivencia y de paz, sin olvidar pero sin odiar”.

Azkarraga ha instado al Gobierno a que “hable con quien quiera”, tanto con las fuerzas de derecha como con las asociaciones de víctimas, sin olvidar a una “parte importante” de la sociedad vasca que “tiene algo que decir y que solo quiere una paz real, la reconciliación y la resolución de un conflicto que dura décadas y décadas y que no podrá solucionarse hasta que las cárceles no vayan vaciándose”.

Deja un comentario